lunes, 22 de mayo de 2017

208. Jurgen Daum Vetter SVC, sacerdote peruano, que predicó sobre el amor verdadero, que fundó la Opción V para promover la castidad en la juventud católica, siguiendo las enseñanzas de la Iglesia



El padre Jurgen Daum Vetter SVC, Lima, 1963, descendiente de alemanes, falleció hoy martes 17 de mayo de 2017, a los 53 años de edad. Jurgen fue un excelente sacerdote.

El padre Daum tuvo ese don que es el de presentarse como un hombre muy sencillo que habla con una franqueza sin límites y en eso gana a todos, porque la peruanidad a veces lleva al desorden en una conversación y como en él en vida tenía todos sus genes germánicos era imposible que perdiera el orden y cambiara de tema.

Cuando le cambiabas el tema, sin que te dieras cuenta regresaba a su propósito de conversación que es fundamental para un sacerdote, quien tiene que presentar las enseñanzas de Cristo.

El Gringo era en exceso buena gente, un ser humano en el sentido mismo de la palabra, inteligente, serio, reflexivo, educado, formal, pulcro, impecable, sabía escuchar y hablaba poco en una conversación, pero lo mejor que tenía es que reía, porque ama a nuestro Dios, sabe que es hijo de Santa María y es sodálite sacerdote en el servicio del prójimo a través de Cristo.

El padre Jurguen, nació luterano, estudió en el colegio alemán, Alexander Von Humboldt. A los 16 se vinculó al Sodalicio de Vida Cristiana y su conversión al catolicismo surgió con naturalidad, porque él creyó en la presencia real de Cristo en la Hostia consagrada y así en Huaraz definió para siempre por la Iglesia Católica. A los 19 años ingresó a la Facultad de Teología de Lima, para estudiar teología y en 1992 el entonces Arzobispo de Lima, monseñor Augusto Vargas Alzamora lo ordenó sacerdote, desarrollando su apostolado con una tranquilidad y una decencia, que a mí me hacía recordar al padre Albert Mitchel SM, para mi un modelo de ser humano a seguir.

En estos tiempos tan difíciles, de tantas incomprensiones, de acusaciones, de generalizaciones, de medias verdades y tantas calumnias e insultos para el Sodalicio de Vida Cristiana pensaba mucho en Jurgen, en su enorme sensibilidad en que tanto podía afectarlo y me decía que tiene el ánimo que permite a los hombres buenos enfrentar todo con la mayor dignidad, de sonreír y de mirar con la cara en alto a todo el mundo.

1992. Ordenación sacerdotal de Jurgen Daum SVC con el entonces arzobispo de Lima, monseñor Augusto Vargas Alzamora SJ

En esta campaña feroz contra el Sodalicio, que ha promovido el grupo monopólico El Comercio, difundiéndola en sus diarios y canales de televisión, con videos realizados para impactar a la opinión pública, usan impunemente la imagen del Gringo. Una vez me indigné tanto que escribí algo, muy fuerte, pero pensé que podía hacerle más daño y ya se pasó el tiempo, y quería darle la mano y decirle que no era justo, porque entre quienes lo admiramos, por lo menos yo, estaba muerto de pena por tanta maldad, en contra suya.

No fui a buscar al padre Jurgen, se pasó el tiempo y hoy se murió, bueno pues, es el momento de presentar a todos quienes pasan por mi blog Rostros, a este verdadero sacerdote de Cristo.

Y todo esto porque el Grupo El Comercio hizo y hace esta campaña en contra del Sodalicio para tener una cortina de humo que usa cuando le da la gana para proteger la imagen de constructora Graña y Montero, y sobre todo la del arquitecto José Graña Miró Quesada, principal accionista de ambas empresas.

El Padre Jurgen.

Graña y Montero es la socia peruana de Odebrecht, y esta campaña ha sido asumida como un proyecto propio por los falsos moralistas de alma LGTB, que son renegados de izquierda, y que popularmente se les llama "La Caviarada", y que sin vergüenza alguna a este gran sacerdote de nuestro Dios, han tratado de ensuciarlo señalándolo como testigo, pero eso no es posible, porque nadie y eso hay que recalcarlo, nadie ha señalado nada de nada, de lo más mínimo incorrrecto, al padre Jurgen Daum Vetter.

El sacerdote Daum tenía su programa de televisión y era muy conocido porque promovía la castidad, rodeado de gente muy joven. Entonces mi reconocimiento público a la vida de Jurgen y mi aplauso más cálido por la vida de un hombre bueno, íntegro, lleno de nobleza y de los más bellos ideales que pueden acompañar a un sacerdote de Dios, que se muere de un cáncer, que acaba de llevarlo directamente a ese escenario que es donde los seres más buenos que han existido van al encuentro de la luz del rostro de Cristo.

Jurgen, de a verdad que ha sido un privilegio haberte conocido cuando eras un muchacho ejemplar, guiado solamente por tu vocación sacerdotal, pero por sobre todo, cuando eras párroco de la Parroquia Nuestra Señora de la Reconciliación en Camacho y me admiraba tu espíritu de trabajo y gentileza de sentarte a conversar, dejando lo que tenías previsto hacer, para simplemente atender al amigo que estaba de paso y de visita a la casa del Señor.

La Opción V: creada, fundada y desarrollada por el padre Jurgen, para promover las enseñanzas de la Iglesia Católica y la castidad de vida.


El padre Daum ha dejado como última enseñanza, un apunte en la pizarra que usaba para comunicarse: "Perdónense. Ámense. Gracias por todo. Dios sea bendito".

La opción V que fundó y promovió en los últimos cinco años de su vida, le dio enormes satisfacciones, el pasado 25 de enero en su facebook escribió el siguiente comentario de una conferencia que había realizado: "Ayer pude dar, con la gracia de Dios, una charla sobre "¿Cómo encontrar el amor verdadero?" en la Parroquia Nuestra Señora de la Reconciliación. Asistieron tantos que tuvimos que tomar el templo. El evento fue anunciado casi únicamente en el fanpage de La Opción V, que cuenta ya con más de 80000 seguidores. Son ya 5 años de haber iniciado esta gran aventura y misión que invita a los jóvenes -y no tan jóvenes- a descubrir en la virtud de la castidad el camino al amor verdadero. Como decía también hace ya 5 años el Papa Benedicto: "hay una necesidad urgente de que toda la comunidad cristiana recupere el aprecio de la virtud de la castidad". Doy gracias a Dios que ha suscitado y ha hecho crecer cada día más esta Opción, tocando tantos corazones y cambiando la vida de tantos jóvenes. Los invito a leer la cantidad de agradecimientos que nos han llegado de tantos lugares del mundo, que son realmente conmovedores".

De a verdad que si el Sodalicio de Vida Cristiana puede mostrar a toda la Iglesia Católica a sacerdotes de tu talla Jurgen, de tu capacidad de entrega y de servicio a la comunidad, a pesar de todo lo que diga el mundo sobre tu congregación religiosa, es que es cierto que siempre se equivoca, porque generaliza y pone a todos en el mismo saco, en cambio nuestro Dios, sabe lo que hace y sabe porque lo hace. Nadie puede interpretar sus designios, antigua conversación que hemos tenido en los años ochenta. Gracias Jurgen.


No hay comentarios:

Publicar un comentario