lunes, 22 de mayo de 2017

199. Jorge Henrique Simoes Baratta, ingeniero brasileño, exdirector superintendente de Odebrecht en el Perú, llamado "El Virrey de Marcelo Odebrecht"




En sus tiempos de todopoderoso representante del "dueño" o mayor accionista de Odebrecht, Marcelo Bahia Odebrecht, se le llamó el Virrey de Odebrecht en el Perú, la gente se desvivía por mirarle la cara y gozar de su favor, y él benevolentemente organizaba fiestas en Lima llamadas Las Feijoadas del Virrey de Odebrecht, a las que la "gentita nice" de la capital morían por asistir. La verdad es que la gente más encumbrada del país pasaba unos buenos momentos muy agradables bien rociados, buena comida a ritmo de samba. La empresa en Brasil, en la que intervenía la embajada peruana, según rumores, organizaba trupés a los carnavales, corcho, sexo y droga libres, fiestas que se iniciaban en el sambodromo y terminaban en lugares exclusivos con privacidad absoluta.

Constructora Graña y Montero, la socia peruana de la transnacional brasileña, corrupta y corruptora Odebrecht.

Los tiempos han cambiado, ahorita es uno de los delatores de la justicia brasileña, transformándose en quien a bocajarro dice y dice: "A este, le di tanto y a este otro. También, estas son las pruebas que acredita mi dicho".

Me encanta que tantos corruptos se estén haciendo la pichi de miedo y estén ya atacados de nervios, carecen de futuro.

Y en contraparte, habrá alguien en nuestro país que diga ahorita: este Barata: "Ha sido mi pata del alma", es decir mi amigo de trabajo y de farra, de oficina y de la noche". Con tanto escándalo, me parece que no.

El Grupo El Comercio y la multitud de periodistas contratados para sus televisoras y radios, jamás han puesto en peligro la estabilidad en el Perú de la corrupta Odebrecht.

A Barata lo van a negar más veces que a nuestro Señor y no tengamos duda alguna que conoció a todos a quienes quiso conocer en Lima y en todo el país. Nadie escapó: Presidentes, ministros, congresistas, rectores universitarios, jueces, fiscales, dueños de empresas, bancos, restaurantes. A él se le llamaba entre broma y serio: el Virrey de Odebrecht.

A los virreyes en la actualidad tal vez no se les trata ya de formulismos trasnochados como de su serenísima gracia, o de vuestra ilustrísima señoría, o de eminentísimo señor. He de suponer que para cada personaje y/o socialité de la capital del día o de la noche, habrá constituido un serio honor tutearlo o se habrá convertido en la más grande cosa del mundo que Barata llamara a estos personajes por su nombre, esbozando una sonrisa.

No me da vergüenza ajena, me genera repulsión de que toda esta gavilla de mosquitos y mosquitas, conformaron la nueva corte virreynal de Odebrecht en Lima, mientras esta transnacional brasileña, corrupta y corruptora, firmaba y firmaba contratos con el Estado Peruano, que suman y suman ya miles de millones de dólares. Por lo menos se sabe que superan los 12 mil millones de dólares y en estos contratos, el negocio está en los intereses que multiplica todo.

Lo bueno de esta vida es que Barata tiene cientos de fotos colocadas en internet, tal vez no por él, sino por todos aquellos que su amistad llenaba sus vidas y querían que todos lo supieran que este Barata cualquiera en Brasil, aparecía como amigo. Parece pues que tuvo muchos amiguitos y amiguitas en Lima.

Fotos de Barata en su condición de Virrey de Odebrecht, posadas, con gentes diversas, en inauguraciones oficiales de obras hasta de fiestas con mucha "gentita", están en Internet.

No voy a publicar algunas fotos que son excepcionales, que me han dado mucha risa, recomiendo entrar a internet, porque hay por lo menos tres y hasta cuatro en que está con esos personajes que se rasgan las vestiduras de la corrupción de Odebrecht, pero en las fotografías, están felices, contentos y hasta enseñan los dientes de alegría de estar al lado del llamado Virrey de Odebrecht en el Perú.


La falsedad de la pubbliciad de Odebrecht que es una empresa que solamente le interesa saquear el Perú.

A veces uno quiere creer o piensa que el mundo es diferente de lo que en verdad es, pero no es así. A veces me digo y ya de esto, es mucho tiempo atrás en el pasado, en que voy a pasar de largo frente a estas situaciones de corrupción que solamente traen enemistades.

Antes en los medios en que trabajaban surgía gente de la nada que salía a maltratar mi trabajo y hasta mi aspecto físico. Ahora que existe el facebook, uno de los más grandiosos inventos, la gente se hace visible y sin vergüenza alguna con sus odios que escupen sin cansancio. La verdad es que hay que botarlos del facebook, de inmediato y sin pensarlo.

No es democrático, porque no es parte de la democracia, sea quien sea o sea quien se crea ser, entre a tu facebook a insultarte, a menospreciarte. Cada quien tiene su facebook, y hay gente que tiene varios. Allí que ejerciten sus odios, no en el facebook ajeno. Recomiendo a todos botar sin pena a todas las pirañas de internet.

En Brasil este escándalo de corrupción, encabezado por Marcelo Odebrecht, se ha tumbado a la Presidenta de la República y también al presidente de la Cámara de Diputados. Cientos de personas están presas, entre ellos Odebrecht y las cabezas de todas las empresas corruptas y corruptoras y otros pronto lo estarán también.

Desde que se inició el tema Lavajato, lo sigo con pasión periodística, porque tengo la esperanza que en el Perú ojala genere una revolución moral en el manejo de la administración pública. Bueno, es tan solamente una esperanza.

Marcelo Odebrecht, "el príncipe de los empresarios brasileños", porque su padre está vivo y es el rey, es un tipo fascinante y al mismo tiempo es despreciable, por ser el más grande corruptor surgido en América Latina y que nos ha probado que todo tiene precio, y que está dispuesto a venderse. ¿Quiénes estarán en las planillas secretas de Odebrecht?

Solamente hay que esperar, con calma, la información vendrá del extranjero, me parece que de Estados Unidos. Me parece que Brasil, que ya tiene toda la información proporcionada por el ex Virrey Barata, no confía en las autoridades peruanas.....Acaso ya saben que tal vez, a lo mejor, quien lo diría, que de repente: "Barata a nombre de Marcelo Odebrecht ya las compró al peso y seguramente al por mayor o al menudeo".

Marcelo Bahia Odebrecht, escogió como su virrey en el Perú, a un ingeniero de Bahia, su ciudad y a quien lo hizo director superintendente de Odebrecht en el Perú y le otorgó todas las siguiente dignidades empresariales:

1.- El ex Virrey Barata tenía a su cargo la empresa Odebrecht Latinvest, con sede en Lima, y que es responsable de las inversiones del gigante brasileño en diferentes países de Latinoamérica.
2. Barata es Presidente del Grupo Brasil o "ASOCIACION CIV.PER.D Empresa vinculada MP.VINC.AL BRASIL, que está empadronada en el Registro Nacional de Proveedores.
3.- Barata es Apoderado de Odebrecht Latinvest Peru Ductos S.A.
4.- Barata es Apoderado de: Odebrecht Latinvest Operaciones y Mantenimietno SAC.
5.- Barata es Apoderado de: Odebrecht Latinvest Perú Transport SAC
6.- Barata es Apoderado de: Odebrecht Latinvest Perú Cncecionarias SAC.
7.- Barata es Apoderado de: Kuntur Transportadora de Gas S.A.
8.- Barata es Apoderado de: Inversiones en Infraestructura de Transporte por Ductos SAC
9.- Barata es Apoderado de: Odebrecht Peru Peajes Peru SAC.
10.- Barata es Apoderado de: Kuntur Proyectos de Hidrocarburos en el Sur SAC
11. Barata es Apoderado de: Odebrecht Latinvest Perú SAC.

Como se dice, para muestra un botón, se imaginan las nóminas de pagos secretos a cargo del director superintendente o director ejecutivo de Odebrecht en el Perú, el llamado ex Virrey de Odebrecht en el Perú.

Conforme avance la investigación, la vida de este Barata cualquiera en Brasil seguirá reactualizando a este artículo. Las fotos todas son de Barata, para que puedas identificarlo.



El ex Virrey de Odebrecht está ahora convertido en un delator que hace que todos a los que ha coimeado se les escape la pichi a cada segundo.


1.


El 30 de mayo del 2017 se creía que el país estaba a 24 horas del "DÍA D" O Lavajato se abre al mundo y eso todavía no ocurre pero eso es lo que se creía en ese momento.

El exVirrey Jorge Barata "O maior ladrao do mundo" que ha actuado en el Perú, es hoy por hoy el gran delator, que amenaza tumbarse honras e inocencias, hasta ahorita virginales pero que pronto se descubrirá que eran de lo peor y por eso solamente escuchar su nombre hace temblar a la corrupción en pleno, algunos tienen convulsiones, otros náuseas y vilis, casi todos se atragantan o se hacen la pichi con solo pensar que sus nombres serán lanzados a gritos por periodistas como Milagros Leyva (RPP) o Christian Hudtwalcker (Canal N).

Ese "No lo puedo creer que tal y tal son unos ladrones de lo peor, traidores de M", circulará por todo el país y por eso varios tienen taquicardias imprevistas. Son los tiempos de los soponcios de los corruptos y nadie les va tener pena, ya que por unos centavos han permitido el saqueo del Perú y comprometido su futuro.

Y es el colmo, pero es la verdad, que Odebrecht junto con su socia peruana Graña y Montero esperan su momento para ser indemnizados por sus inversiones en el Gasoducto miles de millones de soles, más intereses. Por eso tienen de perros guardianes al Grupo El Comercio y al Grupo RPP. 
Allí vemos a Barata, el exVirrey de Odebrecht en Perú, cuidando los derechos y las ganancias de siempre y por sobre todo las futuras de su amo y señor, Marcelo Bahia Odebrecht.

Este exVirrey será un sin pelos en la lengua, parece que no, él solamente dijo y dirá lo que ya le indicó, Marcelo Odebrecht, su amo y señor que diga. Aquí no se piensa, se cumplen órdenes, o se les viene el fin del mundo.

El Virrey de las Feijoadas limeñas.
Barata se paseó por Lima en diciembre pasado, un Chau y Chau por toda la ciudad en que por muchos años fue poderoso como pocos lo han sido desde su fundación española el 18 de enero de 1535 y es también verdad que desde la capital peruana corrompió mucha gente en América Latina. LLegó a manejar todo desde Lima.

El exVirrey ya sabe a quienes no va a delatar, ya en diciembre hizo los pactos correspondientes. Sorprenderá siempre que las autoridades le permitieran el ir y venir y entrar y salir. La multitud de periodistas asalariados del Grupo El Comercio y de RPP, hasta ahora parece que no se enteran, de aquella visita final antes que el exVirrey regresara a su patria para ir a la cárcel, como si fuera un juicio de residencia, y ser por siempre un delator, cumpliendo órdenes de su amo y señor, Marcelo Odebrecht. 

Como ya es público, el exVirrey de Odebrecht, fungía de carnavalesco en Lima y en su docena de feijoadas, auspiciadas siempre por la Embajada de Brasil en el Perú, que hizo para la guachafería o gentita nice de Lima, entre quienes pululan siempre políticos, periodistas a la caza de avisaje y arribistas de dos por medio, entre todo tipo de personas, que gustan de buena comida y de las mejores orquestas de la capital.

Es que en aquellos tiempos, años de años, todo era luz para Barata en las páginas sociales de los medios de comunicación y ahora deja por siempre la imagen de haber sido: "o mais grande ladrao" que pisó el Perú, por lo menos lavó 15,500 millones de dólares, usando la línea del Banco de Crédito y compró Presidentes y hasta esposa de Presidente.

Es mentira eso que nadie sabía nada, y que se aprovechó de la inocencia de los invitados, a otro con ese cuento vulgar y falso, pero tenemos que escucharlo, que se dice tantas veces, sin vergüenza alguna, que ya parece una verdad que asquea.

En Lima, se sabía demasiado, todos querían como se dice aunque sea un pelo del lobo, es decir platita.

Los Humala, Lula y El Virrey de Odebrecht en el Perú.

El ejemplo clásico está señalado en el IPYS de los caviares Augusto Alvarez Rodrich, José Ugaz, Diego García Sayan, Rosa María Palacios, Blanca Rosales y Ricardo Uceda, por lo menos recibió un cuarto de millón de dólares, de Odebrecht a través de Barata, como vulgares peseteros, acostumbrados a todo tipo de mermelada. Con un mínimo de ese dinero premiaron a otros caviares, por presuntos trabajos periodísticos, de enorme calidad.

Hasta el momento no sabemos, cuánto en dólares le habrán mordido y recibido en privado de manos de Jorge Barata, quien no era generoso para nada, cuidaba cada centavo de su amo y señor, con un celo admirable. Negociaba centavo a centavo como el redivivo avaro de Moliere.

Estos caviares frente al dinero parece ser que carecen de vergüenza, son considerados líderes de opinión, bueno ahora tal vez ya no. Pero antes de los escándalos de Odebrecht, las encuestas los señalaban, como tales.

En el caso de la periodista Blanca Rosales, ella es poco conocida por la opinión pública, pero fue la poderosa jefa de prensa del gobierno del exPresidente Ollanta Humala.

El escándalo de tanto ladrón promueve el silencio porque es inimaginable que nombre saldrán a brillar en el escenario nacional como lo peor de lo peor.

Nadie sabe a quién Marcelo Odebrecht delatará a través de Jorge Barata. Tal vez su próxima víctima sea alguien a quien no vio muy limpio. Odebrecht es muy pulcro en su apariencia ante los demás. Así es la vida y así se presenta las cosas para toda esta partida de ladrones y saqueadores.

Estamos pues en la espera, a las 48 horas del "Día D".



2. 

Jorge Barata, en sus tiempos de todopoderoso representante del "dueño" o mayor accionista de Odebrecht, Marcelo Bahia Odebrecht, su amo y señor, se le llamó el Virrey de Odebrecht en el Perú, la gente se desvivía por mirarle la cara y gozar de su favor, y él benevolentemente organizaba fiestas en Lima, llamadas Las Feijoadas del Virrey de Odebrecht, a las que la "gentita nice" de la capital moría por asistir. La verdad es que la gente más encumbrada del país pasaba unos buenos momentos muy agradables bien rociados, buena comida a ritmo de samba.

Las feijoadas y otras fiestitas en el Perù, tuvieron el auspicio de la Embajada de Brasil, así como todas las actividades de Odebrecht en Brasil, desde visitas empresariales y de gozo y esparcimiento festivo, tuvieron el auspicio de la Embajada del Perú en Brasil. Ahora todos tratan de decir "ampay me salvo" aduciendo invitación diplomática. 

La prensa nacional era una invitada de lujo, publicitaba estas fiestas amenizadas con las mejores y más caras orquestas de Lima, fiestón de fiestones, lleno de alegría, con ganas todos de hacer negocio con Odebrecht, a través de su Virrey.

Entonces nada era más extraordinario que Odebrecht en el Perú y así con su principal socia peruana, la constructora Graña y Montero, saquearon a nuestro país, con la bendición del Grupo El Comercio que a través de un presidente, Alejandro Toledo, que ha sido coimeado por Barata, le regaló la mayoría de acciones del Canal 4, América TV. En tanto La República, obtuvo, también de obsequio, un tercio del accionariado.

Es así como el Grupo El Comercio se volvió monopólico y con una multitud de periodistas a su servicio, que jamás han escrito una frase que ponga en peligro a Odebrecht y a Graña y Montero, mientras saquean al Perú. 

La empresa Odebrecht, en su patria, el Brasil, en la que intervenía la embajada peruana, según rumores, organizaba troupe a diversos sitios, especialmente a los carnavales, corcho, sexo y droga libres, fiestas que se iniciaban en el sambodromo y terminaban en lugares exclusivos con privacidad absoluta.

Los tiempos han cambiado, ahorita es uno de los delatores de la justicia brasileña, transformándose en quien a bocajarro dice y dice: "A este, le di tanto y a este otro. También, estas son las pruebas que acredita mi dicho".

Me encanta que tantos corruptos se estén haciendo la pichi de miedo y estén ya atacados de nervios, carecen de futuro.

Y en contraparte, habrá alguien en nuestro país que diga ahorita: este Barata: "Ha sido mi pata del alma", es decir mi amigo de trabajo y de farra, de oficina y de la noche". Con tanto escándalo, me parece que no.

A Barata lo van a negar más veces que a nuestro Señor y no tengamos duda alguna que conoció a todos a quienes quiso conocer en Lima y en todo el país. Nadie escapó: Presidentes, ministros, congresistas, rectores universitarios, jueces, fiscales, dueños de empresas, bancos, restaurantes. A él se le llamaba entre broma y serio: el Virrey de Odebrecht.

A los virreyes en la actualidad tal vez no se les trata ya de formulismos trasnochados como de su serenísima gracia, o de vuestra ilustrísima señoría, o de eminentísimo señor. He de suponer que para cada personaje y/o socialité de la capital del día o de la noche, habrá constituido un serio honor tutearlo o se habrá convertido en la más grande cosa del mundo que Barata llamara a estos personajes por su nombre, esbozando una sonrisa.

No me da vergüenza ajena, me genera repulsión de que toda esta gavilla de mosquitos y mosquitas, conformaron la nueva corte virreynal de Odebrecht en Lima, mientras esta transnacional brasileña, corrupta y corruptora, firmaba y firmaba contratos con el Estado Peruano, que suman y suman ya miles de millones de dólares. Por lo menos se sabe que superan los 12 mil millones de dólares y en estos contratos, el negocio está en los intereses que multiplica todo.

Lo bueno de esta vida es que Barata tiene cientos de fotos colocadas en internet, tal vez no por él, sino por todos aquellos que su amistad llenaba sus vidas y querían que todos lo supieran que este Barata cualquiera en Brasil, aparecía como amigo. Parece pues que tuvo muchos amiguitos y amiguitas en Lima.
Fotos de Barata en su condición de Virrey de Odebrecht, posadas, con gentes diversas, en inauguraciones oficiales de obras hasta de fiestas con mucha "gentita", están en Internet.

No voy a publicar algunas fotos que son excepcionales, que me han dado mucha risa, recomiendo entrar a internet, porque hay por lo menos tres y hasta cuatro en que está con esos personajes que se rasgan las vestiduras de la corrupción de Odebrecht, pero en las fotografías, están felices, contentos y hasta enseñan los dientes de alegría de estar al lado del llamado Virrey de Odebrecht en el Perú.



3. DE LOS TIEMPOS EN QUE TODOS AMABAN A JORGE BARATA, A SU ESPOSA, A LAS FIESTAS DE ODEBRECHT A RITMO DE BATUCADA BAHIANA Y NADIE LOS NEGABA

El brasileño Jorge Barata, bahiano como su amo y señor Marcelo Bahia Odebrecht, el mayor accionista de Odebrecht y Brasken, coimeador de Presidentes del Perú, hoy preso en Brasil y delatando a todos, en la plena espera de su condena de muchos años en prisión, pensará acaso que no hace mucho y cada año cuando era llamado Virrey de Odebrecht en el Perú, colocado por Marcelo Odebrecht, en la cima del poder y tocaba el cielo con las manos en Lima, realizaba su FEIJOADA anual, amenizadas por las mejores orquestas de Lima, todo alegría, todo felicidad, que rodeaba su mundo de soborno y coima.

No sabemos nada de las fiestas brasileñas, con auspicio de la Embajada del Perú, rociadas de todo, en especial las del carnaval carioca, en donde se han definido muchas coimas, mordidas y/o sobornos de Odebrecht a personalidades de nuestro país.

Todos se ponían la camiseta brasileña, dicen que toda la gentita linda y bonita asistió, para comer, bailar y ser feliz. En tanto Odebrecht realizaba a cada segundo faenón tras faenón, contratando obras públicas por miles de millones de dólares.

Estos son algunas amigas y algunos amigos de Jorge Barata, director de Norberto Odebrecht y de sus empresas que funcionan en nuestro país.

Las fotos no implican nada tan solamente son las relaciones públicas de Odebrecht.
En cualquiera de los periódicos en los que he trabajado, hubieran ya publicado las fotos de la FEIJOADA de Odebrecht, organizadas por Sara, la mujer de Barata, y auspiciadas por la Embajada de Brasil, con fines benéficos.

Las fotos solamente despiertan curiosidad del buen vivir de unos muy pocos de una etapa de la vida nacional que no debe volver a ocurrir. Y que ya es una obligación acabarla.

La comidinha.
La gentita de Lima a ritmo de samba.

PPK en sus tiempos de candidato a la presidencia de la República.



Susana Villarán.
El entonces vicepresidente, almirante Luis Gianpietri.
El entonces embajador de Brasil Lazary Texeira.
Ronda diplomátia. El ex canciller aprista Garcìa Belaunde y el entonces canciller humalista Gonzalo Gutiérrez.

La excandidata presidencial, Lourdes Florez, en la Feijoada de Odebrecht.

Jurista Diego Garcìa Sayán (ex presidente de la Corte Interacional de Derechos Humanos con sede en San José, Costa Rica) con Sara, la mujer de Jorge Barata, el llamado Virrey de Odebrecht en el Perú.









No hay comentarios:

Publicar un comentario