lunes, 22 de mayo de 2017

198. Mauricio Cruz Lope es el nuevo Virrey de Odebrecht en el Perú




Lopes es un ingeniero brasileño de 42 años, nacido en Bahía, quien tiene media vida al servicio de la transaccional brasileña.

Su carta de presentación es la Villa Olímpica de Río, en la que ha trabajado y no podemos creer que la mira de Odebrecht está en los Panamericanos de Lima. Antes ha sido el director de la construcción de la Planta y puerto Melchorita, de gas licuado, al sur de Lima. Previamente a su nombramiento, que lo encumbra o lo lanzará al infierno, no lo sabemos, fue director de Odebrecht Ambiental en Angola.

Las fotos del nuevo Virrey de Odebrecht, lo muestran muchachón, seguramente de sus tiempos en los que trabajó en Melchorita.

La mayor personalidad de Odebrecht, el encarcelado, Marcelo Bahia Odebrecht, aunque su padre todavía vive, es de Bahía, ciudad desde la que emergió en tiempos de su abuelo esta empresa.
Mauricio Cruz Lopes es pues paisano de su jefe, quien está condenado ya a 19 años de cárcel y que prosigue por propia voluntad en un proceso de delación de "presidentes y de personalidades" a los que compró al peso en dólares, para no perder el control de su imperio.


De la ciudad de Bahía también es el antecesor en Lima, de Mauricio Lopes, el ingeniero Jorge Barata, quien siguiendo órdenes de Odebrecht, está sumado al proceso de delación, aunque todavía no tiene sentencia.
La Villa Deportiva de Rio.

En todo este tema, la ciudad de Bahía estamos comprobando que se nos presenta como un común denominador, en todo caso es una curiosidad que Odebrecht nos mande a sus paisanos.

Hemos de suponer todos que la justicia brasileña carece de interés por el ingeniero Lopes, quien sobre el papel no ha sido un funcionario trascendente en esta transnacional, para la toma de decisiones que implicaba la compra de personalidades. Pero si se está presentando como una persona de la mayor confianza de quien lo ha designado como director Odebrecht Latinvest, con sede en Lima. Así que Lopes, antes de intentar enraizarse en Angola, desde octubre pasado en su última promoción ejecutiva empresarial de director, ha tenido que dejar el África para retornar a los Andes centrales de la América del Sur, y como una nueva curiosidad apuntaré que se podría decir que Lima, Bahía y Luanda, pueden ser unidas por una línea horizontal imaginaria.

El ingeniero Lopes durante los últimos trece años fue director de proyectos, en su etapa inicial, de desarrollo y de ejecución final para entidades privadas y estatales, que contrataron con esta transnacional señalada de corrupta y de corruptora en por lo menos 12 países.


Dos grandes proyectos de Odebrecht han tenido la mano del ingeniero Cruz, que lo muestran como un hombre muy capaz y que ha sabido aprovechar las oportunidades que ha tenido.

En el Perú ha sido el director del proyecto de la construcción de Planta Melchorita de gas licuado, ubicada en la Pampa Melchorita, que está dedicada a la santita de la religiosidad popular limeña, Melchorita, a 170 km al sur de Lima.

En el Brasil, el ingeniero Lopes, ha sido el director del proyecto de la Villa Olímpica de Río, que incluyó: "Desarrollo urbano, construcción, comercialización y venta de 3.604 apartamentos de 2, 3 y 4/4 (77 a 230m2), distribuidos en 7 condominios, que albergarán a los atletas para los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro". Tomado de la propia Odebrecht.

Planta Melchorita.

El nuevo Virrey de Odebrecht, casi, casi parecería un enviado especial o un llamado por los dioses para construir la infraestructura que se requiere lo antes posible para los Juegos Panamericanos de Lima, pero qué duda cabe, sería con solamente pensarlo, el mayor de los escándalos.

Odebrect que tiene a por lo menos un centenar de sus funcionarios en Brasil, encarcelados, delatando a quienes sobornaron y/o en lista de espera para saber si van a la cárcel o siguen trabajando en la transnacional como si nada pasó en esta vida, les queda este lema atribuido a Norberto Odebrecht, el abuelo del apresado Marcelo: "El empresario genuino es un tipo muy especial de ser humano. Su propósito en la vida es servir a sus semejantes, lo que lleva a la producción de la riqueza, es decir, bienes y servicios que nuestra especie requieren para sobrevivir, crecer y perpetuar".

Odebrecht, tiene conformado una red de empresas, nada hace creer que haya cambiado, podría ser que nuevo Virrey, Mauricio Cruz Lopes, encaje en sus perfiles de representantes en el extranjero, como parte del proceso de reestructuración en curso a la que se ha obligado.

La designación del nuevo Virrey está acompañada del siguiente propósito:

"La empresa reafirma su cooperación con las autoridades peruanas y viene adoptando medidas adecuadas y necesarias para mejorar continuamente su compromiso con prácticas empresariales éticas y de promoción de la transparencia en todas sus acciones".
¡Qué tal raza!

Es lo menos que se puede señalar. No se les puede creer nada, porque hasta este momento, no han colaborado en nada.

"La empresa ha implementado mecanismos internos para denunciar y no tolerará cualquier tipo de desvío de conducta, sea por omisión o por acción, de los ejecutivos o integrantes. Todas las empresas de la Organización Odebrecht acordaron someterse a un monitoreo externo e independiente por un periodo de hasta tres años, durante el cual seguirán mejorando sus sistemas de conformidad, además de profundizar las amplias medidas de corrección ya adoptadas".

¿Alguien les puede creer?

Hasta ahora, la pasividad total, es la característica de las autoridades peruanas frente a Odebrecht. Pareciera ser que todas autoridades y todos los partidos políticas le creen a pie juntillas. Salvo mejor parecer.

Cruz Lopes con imagen de jovencito y sonriente, pero está demostrando que tiene carácter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario