lunes, 22 de mayo de 2017

194. Sir Winston Churchill




Sir Winston Churchill, es uno de los políticos más geniales que ha tenido la humanidad, arquitecto del triunfo aliado en la Segunda Guerra Mundial, fue un aristócrata conservador, un demócrata que sabía ganar y perder elecciones, enemigo del totalitarismo fascista y comunista, un humanista, cuya profesión de escritor y periodista lo llevó a recibir en 1953, el Premio Nobel de Literatura. El centenario de su nacimiento se conmemoró en 1974 y los preparativos del Año de Churchill, me llevó a escribir un artículo sobre el tema, publicado en la página editorial de La Prensa el 6 de febrero de 1974, en mi columna "...del cristal con que se mira", firmado con mi seudónimo Felipe San Diego.

Churchill en el día de la Victoria con la familia real.

Churchill para ganar la Segunda Guerra Mundial le pidió a los británicos, "sangre esfuerzo, sudor y lágrimas" y formó una alianza aliada del mundo encabezada por él, a la que integró a su enemigo ideológico el ruso Stalin y al Presidente Roosevelt de los Estados Unidos, que al incorporarse a la guerra, significó tropas nuevas para combatir con los aliados en Europa occidental y petróleo para Rusia (Unión Soviética).

Churchill es famoso también por haber ganado la guerra y perder las elecciones después del Día de la Victoria y perdió el cargo de Primer Ministro (1940 - 1945) pero después de haber sido el líder de la oposición, ganó las elecciones de 1951 retornando al poder, convirtiéndose en el primer Primer Ministro de la reina Isabel II.

Pintando en el Mediterráneo.

Sir Winston Churchill, es uno de los políticos más geniales que ha tenido la humanidad, arquitecto del triunfo aliado en la Segunda Guerra Mundial, fue un aristócrata conservador, un demócrata que sabía ganar y perder elecciones, enemigo del totalitarismo fascista y comunista, un humanista, cuya profesión de escritor y periodista lo llevó a recibir en 1953, el Premio Nobel de Literatura. El centenario de su nacimiento se conmemoró en 1974 y los preparativos del Año de Churchill, me llevó a escribir un artículo sobre el tema, publicado en la página editorial de La Prensa el 6 de febrero de 1974, en mi columna "...del cristal con que se mira", firmado con mi seudónimo Felipe San Diego.

Churchill para ganar la Segunda Guerra Mundial le pidió a los británicos, "sangre esfuerzo, sudor y lágrimas" y formó una alianza aliada del mundo encabezada por él, a la que integró a su enemigo ideológico el ruso Stalin y al Presidente Roosevelt de los Estados Unidos, que al incorporarse a la guerra, significó tropas nuevas para combatir con los aliados en Europa occidental y petróleo para Rusia (Unión Soviética).

Churchill es famoso también por haber ganado la guerra y perder las elecciones después del Día de la Victoria y perdió el cargo de Primer Ministro (1940 - 1945) pero después de haber sido el líder de la oposición, ganó las elecciones de 1951 retornando al poder, convirtiéndose en el primer Primer Ministro de la reina Isabel II.Cuando se retiró de la política en 1955, le ofrecieron el título de Duque de Londres, que no aceptó y cuando murió en 1965, la reina Isabel II decretó que sus funerales fueran de Estado con la participación de los principales gobernantes del mundo.

Sir Wiston Churchill, nació el 30 de noviembre de 1974 en el Palacio de Bleinhem, de sus abuelos paternos, John Spencer-Churchill, el séptimo duque de Marlborough y de Lady Frances Vane, hija del tercer marqués de Londonderry. Fue hijo de Lord Randolph Spencer-Churchill, quien llegó a ser presidente de la Cámara de los Comunes y Ministro de Hacienda. Se considera que su vida disoluta y la sífilis, acabaron con su carrera política. La madre de Wiston Chruchill fue la millonaria norteamericana Jenny Jerome, famosa por su belleza y sus amantes, perteneció a la corte del Príncipe de Gales, quien después fue el rey Eduardo VII.

Sin título nobiliario y sin fortuna, Churchill se casó por amor con una aristócrata, Clementine Hozzier, también sin fortuna propia. Entonces no tuvo otro camino Churchill que trabajar como escritor, historiador y periodista, alcanzando la notabilidad reflejado en el Premio Nobel de Literatura. Y en la política siguiendo los pasos de su padre, logró superarlo como a todos los políticos de su tiempo, por su talento y su vida disciplinada.

Churchill en la guerra de los Boers.

Mi artículo de 1974 es el siguiente:

"En el presente año se cumple el primer centenario de Sir Winston Churchill, el célebre Primer Ministro británico, arquitecto indiscutible del triunfo aliado en la Segunda Guerra Mundial y uno de los más grandes estadistas de todos los tiempos.

Inglaterra se dispone a rendir el más fervoroso homenaje, en niveles oficiales y populares, al extraordinario político, escritor, intelectual, y periodista, que luchó contra la formidable maquinaria nazi, casi sin más recursos que V de la victoria, su voluntad indomable y su buen humor.
El 74 ha sido oficialmente declarado: Año de Chuchill en Gran Bretaña. La espantosa crisis económica -una de las peores de su historia- por la que atraviesa el país, desalienta la posibilidad de que los homenajes constituyan grandes despliegues: Todo se hará moderadamente.

No obstante como en cualquier otra parte, hay gente en Londres dispuesta a ganar dinero. A pesar de todas las crisis y de las austeridades. Así está surgiendo una verdadera "Industria Churchill", que al amparo del centenario, promete muy buenos dividendos.



Una acreditada firma londinense, especializada.

En la fundición de medallas conmemorativas, acaba de pagar una fortuna por una fotografía; en ella aparece un joven distinguido en trance de casarse con una tímida señorita, Clementine Hozler. La iglesia la de Santa Margarita en Wensmister. La boda se realizó hace 66 años.

Esta foto servirá para fundir la primers medalla de oro, de una serie de 24 que recogerán las escenas culminantes de la vida de Churchill. Cada uno costará unos 25 mil soles. Los fondos que se obtengan están destinados a la financiación del Churchill College de la Universidad de Cambridge y al sostenimiento de la fundación Wiiston Churchill Memorial Trust.

Pero las medallas de oro so solamente un capítulo: La fundación y el College esperan reunir ingresos equivalentes a 180 millones de soles, provenientes de derechos de reproducción de placas, fotografías, medallas, estatuas, obeliscos y libros relacionados con Sir Winston.

Los anticuarios y coleccionistas trabajan en secreto. También los editores. Se supone que el negocio más lucrativo será la edición de algo exclusivo y de muy limitado número de ejemplares: las obras completas de Churchill. Cinco millones de palabras impresas en finísimo papel, encuadernados a mano y en piel. La colección se venderá aproximadamente en 170,000 soles. La edición será de unos tres mil ejemplares, que serán vendidos en Inglaterra, países de la comunidad británica y el Canadá.
Es muy probable que los Estados Unidos pongan nuevamente en circulación una de las estampillas de mayor venta en todo el mundo: el retrato de Churchill tomado por el fotógrafo canadiense Karach, que circuló a fines de la Segunda Guerra Mundial, con un valor de cinco centavos de dólar.

La Real fábrica de Moneda de Inglaterra no ha dicho sus planes para el año, pero se adivina que prepara un programa conmemorativo importante: se pronostica una "corona" enteramente nueva, que circulará por todo el mundo.

Hay misterio que nadie ha podido resolver, en media docena de bustos de Churchill, esculpidos por Sir Jacob Epstein, que realizó diez en vida del Primer Ministro. Se conoce el paradero de cuatro de ellos, tres en colecciones particulares y uno en la Casa Blanca. Su valor se estima en medio millón de soles. Pero si apareciera alguno de los otros seis, es seguro que los anticuarios pagarán gustosos hasta un millón. Se cree que en 1974 aparecerá algún busto de Churchill-Epstein, aunque sea solo por curiosidad."

La familia real de Inglaterra presidió el entierro de Churchill.


No hay comentarios:

Publicar un comentario