lunes, 31 de octubre de 2016

171. José Benavides Muñoz, político peruano, uno de los fundadores de Acción Popular



El ex Ministro y primer Alcalde de Jesús María, José Benavides Muñoz, quien integró el grupo de alumnos que llevaron a la política, a fundar Acción Popular y a la Presidencia de la República, al arquitecto Fernando Belaunde Terry, falleció el viernes a los 89 años de edad, hombre a la antigua porque descuidó su patrimonio por la política y el servicio público, por eso no deja fortuna material sino que su legado a sus herederos es el del servicio al Perú sin nada a cambio, entre quienes están su hijo Pepe, quien es mi cuñado, su hija política, mi hermana Augustita y sus nietos, mis sobrinos Cristina y José Ignacio.

El ingeniero Benavides Muñoz desempeñó en vida los cargos de Ministro de Economía, de Educación y de Energía y Minas, fue también viceministro de Vivienda e integró el directorio del Banco Central de Reserva, entre otros importantes cargos en la administración del Estado Peruano y en la actividad privada.

Siempre fue un demócrata, no sirvió a las dictaduras, ni se valió de ellas para nada, y siempre fue un hombre muy cercano al Presidente Belaunde convirtiéndose en un importante colaborador de sus dos gobiernos (1963-1968) y (1980 - 1985).



Ya en el nuevo milenio, tanto el Presidente Valentín Paniagua como el actual Presidente Pedro Pablo Kuczynski cuando fue Primer Ministro de Alejandro Toledo, quisieron integrarlo nuevamente a la función pública, pero consideró que estaba ya en la edad del retiro, bueno es verdad siempre se mostraba muy contento cuando le preguntaba sobre su paso por el segundo gobierno del Presidente Belaunde, que le fue muy bien porque dejó una estela de honestidad y de muy buen recuerdo, de igual forma cuando fue elegido el primer alcalde del distrito limeño de Jesús María, en los años sesenta.
El presidente Fernando Belaunde recibe la camiseta oficial de la selección peruana de fútbol para el Mundial de España 82 de parte del entonces ministro de Educación, José Benavidez Muñoz.

El señor Benavides, así llamé siempre al suegro de mi hermana, era un hombre sonriente, bastante hablador pero le gustaba escuchar opiniones diferentes, era formal en todo, muy a la antigua, absolutamente caballeroso, gentil, educado, que cuidaba siempre el más mínimo detalle de las formas y todo en él era del mayor respeto para las personas con quienes estaba tratando, fue un consuegro de lujo para mis padres, quienes le tuvieron enorme aprecio, no por el hecho de ser una personalidad, sino por su forma de ser: un hombre sencillo ante todo.


He tratado al ingeniero Benavides en mi condición de periodista a principios de los años ochenta, quien como todo discípulo del Presidente Belaunde era ante todo tranquilo con los hombres de prensa, buena gente, aceptaba cualquier tipo de pregunta y no actuaba en contra de la prensa hostil al belaundismo, en su caso siempre tuvo buenas publicaciones, porque no había escándalos en su gestión y ni la más mínima sombra de corrupción.

Y en los últimos treinta años, ya como suegro de mi hermana menor, descubrí un ser humano muy ameno, de trato agradable, a quien le encantaba sentarse a conversar, para nada sobrado, porque de a verdad, si uno no sabía de su trayectoria política, para nada te podías imaginar que era un hombre que había pertenecido al entorno más cercano de un gobernante.

El señor Benavides en algún momento de la charla que sostenías con él, de todas maneras de pronto te preguntaba: "Tú sabes quien fundó, o quien creó, o quien hizo tal cosa...." Y la única respuesta válida es: "Belaunde lo hizo", parafraseando la célebre frase del arquitecto Belaunde: "El Pueblo lo Hizo".

Jesús María es un distrito limeño que se fue forjando en el siglo veinte, tenía como norte el Campo de Marte, antiguo Hipódromo de Santa Beatriz y como sur el Hipódromo de San Felipe, entre ambos se había conformado un barrio con identidad propia que tenía su propia plaza con su parroquia San José y se había convertido en su más ilustre vecino, el arquitecto Belaunde cuya casa en Inca Rípac, era uno de los sitios más conocidos del país.

En 1963, el nuevo Presidente Belaunde creó el distrito de Jesús María y en gran parte de los terrenos del Hipódromo de San Felipe que se había trasladado a Monterrico, decidió crear el más grande complejo habitacional jamás creado en Lima, la residencial San Felipe, que generó una enorme polémica, al ser calificada de obra faraónica por sus opositores, quienes planteaban crear una zona de parques.

Las maquetas de San Felipe cuando fueron exhibidas en la Feria Internacional del Pacífico, impactaron en la opinión pública, una obra presentada como colosal, pero desde un principio de su gobierno el Presidente comenzó a ser acompañado por el ingeniero Benavides Muñoz, uno de sus alumnos, a quien promovió como candidato a alcalde de Jesús María. Políticamente necesitaba que una de las personas de su mayor confianza y lealtad, fuera alcalde del nuevo distrito en el que estaba su mayor proyecto habitacional, al que sus opositores combatían sin piedad.

Benavides Muñoz ganó limpiamente las elecciones de 1963 y la reelección en 1966. Alcanzó fama de excelente alcalde, entre sus obras estuvo la creación del mayor escenario artístico de Lima para la época, la Concha Acústica del Campo de Marte y la biblioteca municipal, que en la actualidad carecen de la enorme importancia que tuvieron antes.

La política nacional a veces nos presenta a personalidades como el señor Benavides, excelente persona en todo, que ha cumplido en el desarrollo de una vida de trabajo, limpia y honesta que deja muy buen recuerdo por donde pasó.

Todos los días con su esposa, la señora Helen, don José Benavides Muñoz, hasta el final de su vida, asistía a la Misa del mediodía de la Iglesia Santa María Reina del Ovalo Gutiérrez en San Isidro, y cuando culminaba el oficio religioso, ambos cruzaban la avenida Santa Cruz y entraban a Wong a realizar las compras diarias, como una persona más que realiza su diario vivir lleno de sencillez, una característica de vida que lo acompañó siempre y que personalmente considero como una gran enseñanza de vida de parte de un hombre muy inteligente.

El ex presidente José Luis Bustamante y Rivero, el Dr. Luis E. Valcárcel, cuando recibió las Palmas Magisteriales en grado de Amauta, y el entonces presidente Fernando Belaunde. Detrás de ellos el gestor del momento, el entonces ministro de Educación José Benavides Muñoz.

1 comentario:

  1. Mi siempre recordado Ing. Jose Benavidez, me enteré que falleció, pero me dirijo a usted en presente porque siempre estará en mis recuerdos y en mi corazón, no olvidaré jamás sus enseñanzas, como su amistad, libre de privilegios, allá por los años sesenta, usted con sus jovenes años treinta y yo un jovenzuelo que lo admiró y siguió sus consejos. Ahora mi vida está arraigada en California y su memoria aquí en mi corazón.

    ResponderEliminar