lunes, 4 de enero de 2016

142. Leonard "Len" Rudy SM, religioso americano de la Sociedad de María, Marianistas, ex director y profesor del Colegio Santa María

El hermano Leonard "Len" Rudy SM, 

El hermano Leonard Rudy fue un hombre inteligente e inspirado, de trato sencillo y amical, quien vivió siempre con la sonrisa en los labios e hizo gala de su alegría y buen humor, que propiciaba siempre una atmósfera de vida feliz y relajada, sin perder la disciplina, ni la seriedad del orden establecido, convirtiéndose en un amigo de sus alumnos que requirieron su amistad.

El hermano Rudy murió en su patria el 14 de diciembre de 2015, en la ciudad de St. Louis, Misouri, Estados Unidos, a los 81 años de edad.

Len para sus amigos y Brother (hermano) Rudy para todos durante sus 18 años de residencia en Lima, tuvo como lema de vida: "BRING YOUR PROBLEMS: WE HAVE SOLUTIONS WAITING FOR THEM", es decir tráenos tus problemas: nosotros tenemos soluciones esperando para ellos.

Un cartel que tenía escrito su lema lo colgó alguna vez en la dirección del colegio, cuando fue dirigido por el padre Robert Heil SM y que en 1963 el hermano Paul Zeis lo retiró, y Len lo volvió poner en su sitio.

El hermano Rudy tuvo un corazón de oro que lo llevó siempre en Lima a mostrarse como un verdadero ser humano en todo sentido y un católico que no guardaba nada dentro de si en contra de nada y de nadie: un fuera de serie.

En su condición de marianista tuvo una especial devoción para la Virgen María y era usual escucharle decir: "Our mother, the blessed Virgen Mary".

Colegio Santa María, en Chacarilla del Estanque, en el que el hermano Rudy enseñó entre 1967 y 1970.
Fue su director en 1971 y 1972.
Local original del colegio Colegio Santa María en San Isidro en el que el hermano Rudy enseñó entre 1958 y 1964.
Y en 1973 y 1974 cuando se convirtió en la sede del Colegio María Reyna.


Para mi amigo Len Rudy, un mundo especial estaba creado en las historietas de Snoopy y de Charlie Brown, te enseñaba a querer a estos dos personajes para que comprendiéramos la existencia de un mundo feliz, de ficción, imaginario y relajado que cumplía sin problema alguno con las normas de la convivencia en un grupo humano, pleno de amistad, y provisto de la disciplina que se tienen que tener en el diario vivir.

Len me hizo hincha de Soony y de Charlie Brown, cuando los veo en el facebook, lo recuerdo a Len con aprecio y en este momento con nostalgia, sobre todo porque nunca más lo volví a ver, cuando regresó a su país definitivamente en 1976. 

Es pues de las personas que deja huella entre quienes lo conocieron y no es posible entonces olvidarlo.

Snoopy con Charlie Brown.

Hablamos de Len Rudy la última vez que conversé en la casa parroquial de Santa María Reina con el hermano George N Litle SM, hace unos cuatro años, quien en abril cumplirá los 98 años de edad.

El hermano George cuando recuerda a Len, lo hace sonriente, estaba entre sus amigos en el tiempo que vivió en Lima y como es usual intercambiamos anécdotas, George se reía de las que él recordaba y en un momento ya fue a carcajada limpia.

El hermano George me contó que Len Rudy después de cumplir su labor en Lima, retornó a Estados Unidos y siguió desempeñándose como maestro en colegios marianistas hasta que se jubiló a los 75 años de edad.

Len fue siempre un religioso muy humilde, le gustaba ayudar a los sacerdotes, cargando las ornamentas, también en Misa y una vez en la capilla del Colegio Inmaculado Corazón, se vistió de fraile, como si fuera un monje con capucha y de hábito blanco, ayudó al padre Robert Heil en la Misa.

Mi amigo Len vivió y desarrolló su apostolado religioso y de maestro del mayor nivel en Lima entre 1958 y 1976, con excepción de dos intervalos 1965-1966 y en 1975, en que regresó a su país a estudiar.

Él siempre decía que vino por un periodo de cinco años y se quedó mucho más. El Brother Rudy nunca fue mi profesor, ni me tuvo de alumno en su aula de clases, porque enseñaba en Media Baja (primero y segundo de media), que me tocó cursar entre 1965 y 1966, tiempo de su primer regreso a su país.

Llegó muy joven a Lima, a los 23 años de edad, en que fue enviado por sus superiores a enseñar al Colegio Santa María, ubicado en una ciudad y en un país del que no tenía ningún conocimiento y que la primera vez que escuchó hablar castellano fue en el antiguo aeropuerto de Limatambo, cuando pisó suelo peruano.

"Len" fue siempre un religioso muy humilde. En la bendición que realiza el padre Robert Heil,
está ayudándolo cargando el recipiente de agua bendita. En la foto también está el padre Roos.


El hermano Leonard Rudy, nació en la ciudad de East St. Louis, condado de St Clair, estado de Illinois, Estados Unidos, el 30 de abril de 1934, hijo del señor Kast Rudy y de la señora Johana Francis Rudy, se hizo marianista para toda su vida el 15 de agosto de 1952 en el noviciado de St. Louis, Misouri.

Estudió para ser maestro en la universidad marianista St. Mary's University, Texas, graduándose de bachiller en "Art's in History" en 1955, pasando a enseñar en colegios marianistas de Texas hasta el segundo semestre de 1958, año en el que vino al Perú.

Mi Amistad Con Len Rudy

"Len" Rudy, siempre sonriente.


Conocí a Len en 1962, conducía la moto Lambreta del Colegio Santa María, parecía tener mucho menos de sus 28 años, no tenía para nada pinta de cura, estaba acompañado del hermano Gerald Sullivan, quien es karateca, y ejerce en la actualidad su apostolado religioso en una cárcel norteamericana, él en esa oportunidad manejaba la moto Vespa del Colegio.

Ambos religiosos estaban tomado una Coca Cola en el BBQ del Ovalo Gutiérrez y cada uno se había pedido un Hot Dog y un Hamburger.

Habíamos terminado las clases del día en Inmaculado Corazón y quienes nos regresábamos caminando del Colegio a nuestras casas, a veces los viernes o también los jueves tomábamos una especie rápida de lonche en el BBQ del Ovalo Gutiérrez.

Len nos reconoció como futuros alumnos suyos, al año siguiente pasábamos a Santa María y hablaba de eso con Sullivan, nosotros los escuchábamos y les comenzamos a hablar. Len era un tipo muy agradable, sonriente y muy rápidamente entré en confianza con él. No le creía que era cura y tampoco que fuera profesor del Santa María.

Era usual que me encontrara con Len y con Sullivan, cuando vagaba por el barrio, con amigos y primos, cuando ellos montaban las motos, vivíamos en el misma vecindad.

Las motos no eran muy grandes, pero ellos le imprimían velocidad al máximo, me acuerdo que mis primos y mis amigos de barrio no me creían que fueran curas del Colegio, parecían más rocanroleros, porque como eran gringos, jóvenes y deportistas, carecían de tener pinta de religiosos. 

Siempre que Len me veía, tocaba la bocina, saludaba y muchas veces trepé a su moto. Gracias a Len conocí a todos los curas del Colegio antes de ser un alumno de los religiosos marianistas, eso no me sirvió de nada, porque casi me jalan en cuarto de primaria, el año que se ingresa a cursar estudios en Santa María. Pero es cierto que gracias a Len he tenido amistad y un excelente trato con varios de ellos a través de los años.

Foto tomada del Facebook de "Len".

En 1963, en mi primer año en el Colegio, Len me incorporó al Sodality of the Virgen Mary a pesar que ese año estuvo reservado para alumnos del quinto de media. El responsable, en su condición de alumno era Luis Fernando Figari Rodrigo y el hermano Rudy junto con los hermanos Ralph Newman y Salvatore Ligamaro, lo dirigían, en tanto que el orientador espiritual fue el hermano George N. Lytle, el tótem del Colegio. Yo era el más chiquito de todos. 

En esa época, el afiche del actor Steve Mc Queen en su moto se convirtió en la propaganda de la película el Gran Escape, que inundó Lima. Una mañana de un sábado estaba jugando con mis amigos en la calle, cuando en eso, en la esquina de mi casa, de las más tranquilas que pueda existir, había un policía de tránsito que había parado a un motociclista, manejaba contra del tráfico en la calle Arica. En eso un carro a toda velocidad casi se lleva de encuentro al motociclista y al policía. La bulla de la frenada con quemada de llanta y del carro que terminó empotrándose en un poste, hizo que toda la gente saliera de sus casas, y siempre aparecen curiosos, no sé de dónde.

Pero con mis amigos nos convertimos en los primeros en rodear al carro, el motociclista estaba a unos metros. En eso reconocí la moto, era la que usaba Len Rudy, y comprendí que el motociclista en problemas era él, entonces lo convencí a que se acercara al policía y a la mujer que casi lo mata, para que se zafara de la situación.

Su gorra, sus anteojos para mon
tar moto, su porte, hizo creer a todos, después que surgió de la imaginación de alguien y que lo transmitió, la idea de que era Steve Mc Queen, de paseo por Miraflores, rumbo al Cusco.

Len en esa época que era muy joven, en verdad que tenía un aire al gran actor de Hollywood. Hasta la última vez que lo vi, lo fastidiaba con la anécdota, cuando estábamos a solas se reía a carcajadas, pero no le gustaba que narrara el hecho frente a otras personas.

Ese día, cuando mi mamá intervino en ayuda de Len y dijo que era un hermano marianista y profesor del Colegio Santa María, logró que el policía lo dejara ir, pero varios de los presentes no creyeron, para ellos era Steve Mc Queen y querían que les firmara autógrafos. Finalmente enrumbó rumbo a Santa María, imprimiéndole a la moto, su mayor velocidad posible.

Existen varias anécdotas de Len y la moto Lambreta por las calles de San Isidro y de Miraflores. La clásica frase inicial de Len a la policía fue: "Yo es turismo" que ha recogido en sus memorias el hermano George N. Lytle, cuando alguna vez fue intervenido por manejar contra el tráfico en alguna calle.

Passron los años y "Len" siempre sonriendo.

Pertenecí al grupo de alumnos, encabezados por Oscar "Chino" Malpartida, cuando el Colegio todavía estaba en San Isidro, que en el verano íbamos a la playa de Miraflores con los hermanos Rudy y Salvatore, quien se casó con la hermana de un alumno y dejó por eso el convento, se enamoró.

Con Salvatore y con Len he nadado mil veces en el mar, hombres para sanos, decentes y buenos. El suegro de Salvatore tenía casa en el balneario Santa María y cuando el padre Robert Heil aceptó el romance y posterior matrimonio de Salvatore, con Len fuimos juntos varias veces a esta linda playa, que es de las mejores del sur de Lima.

El hermano Rudy siempre me ayudó en mi difícil etapa escolar, él hablaba con los otros curas para que no me hagan problemas, sin que me enterara y en quinto de media me ayudó con el padre Gerald Haby para que hiciera un esfuerzo y lograra una buena relación conmigo y así fue como restablecimos el Sodality of the Virgin Mary, con el ex alumno y profesor ene se momento Luis Fernando Figari y el alumno de segundo de media, German Doig Klinge.

Sin darnos cuenta creamos el núcleo inicial del nacimiento de una congregación religiosa: Sodalicio de Vida Cristiana.

Leonard Rudy fue muy amigo de Luis Fernando Figari Rodrigo, había sido su alumno y lo primero que hizo cuando fue nombrado director del Colegio Santa María para el periodo 1971-1974, fue contratarlo de profesor a tiempo completo del Colegio, antes estaba por horas. El mismo Len se preocupó del desarrollo del Sodality y se convirtió en el propulsor de la creación del Sodalicio como una tarea fundamental de su vida.

Len Rudy era un religioso americano, no era un religioso español, entonces su personalidad no encajaba en la de un religioso de su tiempo que vivió en Lima, porque su espíritu liberal no encajaba con lo conservador.

Len me decía que el católico que es católico, lo es porque sigue el Evangelio, no lo es por su posición de izquierda o de derecha, ya que eso no es compatible con el Evangelio. Creía que en Lima se confundía la posición política personal con la posición de la Iglesia y que estaba llevando a las personas a dividir la Iglesia en un sector de izquierda y otro de derecha.

Con el hermano Rudy en tiempos del Sodality y del Sodalicio, hemos conversado mucho sobre todo esto y él creía que había que fortalecer a los alumnos y a los ex alumnos para que pudieran enfrentar al marxismo y al ateísmo.

La creación del movimiento ONIS, que congregó a un grupo de religiosas y de religiosos que iban hacia la izquierda y que después en 1971, con la publicación de la obra fundamental del padre Gustavo Gutiérrez: La Teología de la Liberación, lo llevó al convencimiento que la Iglesia Católica en el Perú estaba en peligro de ser influenciada por los comunistas con el apoyo de la dictadura militar o gobierno revolucionario de las fuerzas armadas del general Juan Velasco.

Le afectó mucho la expropiación de la Cerro de Pasco Cooper Corporation, en la que trabajaba su pata Salvatore Ligamaro y que antes que esta se realizara, Salvatore junto con todos los funcionarios norteamericanos de la empresa minera tuvieron que salir de imprevisto del país y cuando salimos del aeropuerto, después de haberlo despedido, no podía creer lo que veía, que estuviera rodeado de tanques militares y que estos también desfilaban por la avenida Faucett.

Recuerdo a Len muy pensativo y poco risueño, impensable en él, y hasta llegó a soltar sus lágrimas en un momento de la despedida que le hice a Salvatore, en el departamento que tuve con Dalma Mikulic.

Ante la inexistencia de una respuesta de la Iglesia, el consideraba que su tarea era colaborar con el Sodality y el Sodalicio. Al mismo tiempo se interesó mucho en el Opus Dei, él había nombrado a quien es el actual cardenal Juan Luis Cipriani Thorne y ex alumno de Santa María, entrenador de la selección de básquet del Colegio, entonces eso le permitió conocer a esta institución religiosa.

Len tuvo marcado interés en conocer y hablar con el fundador del Opus Dei, San José María Escrivá de Balaguer, cuando visitó Lima en 1974. Lo saludó antes que oficiara Misa en la Iglesia Virgen del Pilar, San Isidro, y le fue señalado un día para que fuera recibido en la Casa de San Isidro del Opus Dei. Conversaron un poco más de media hora.

El hermano Rudy creía que en el Perú los católicos tenían que fortalecerse espiritualmente frente a la influencia del marxismo en la Iglesia Católica y en eso concordaba plenamente con el padre Haby y con Luis Fernando Figari Rodrigo, para que el Sodalicio de Vida Cristiana fuera una institución que centralmente congregara a exalumnos del Colegio Santa María, pero no se opuso a que se convirtiera en una nueva institución religiosa independiente a los marianistas.

Luis Fernando Figari en los dos años que duró la dirección de Len tuvo mucha influencia en el desarrollo del Colegio y eso no gustó a los marianistas

De pronto, Len se encontró que el padre Robert Heil SM párroco de la Iglesia Santa María Reina, le cerró las puertas de la capilla del antiguo colegio en San Isidro, a las reuniones del Sodalicio, cuyos miembros era ex alumnos y alumnos, de a verdad nos dejó en la calle, sin poder entrar.

Después de rotar por varias casas, Germán Doig los llevó a todos a la casa de su tía Maria Luisa, la hermana de su abuela, en Javier Prado, y así se logró la continuidad.

El hermano Rudy presentó queja verbal, se hizo eco del hecho como si fuera propio y se encontró con que no tenía apoyo, él mismo estuvo de acuerdo que el hermano Julio Corazao completara su periodo en la dirección del Colegio, para el año 1973 y aceptó la invitación del padre Heil a mudarse de inmediato a la casa parroquial de la Iglesia Santa María Reina, después pidió ser profesor en el Colegio María Reina.

Len delante mío solamente habló una vez del Sodalicio, fue a modo de explicación: "Ellos tienen su propio camino, distinto a nuestro Colegio, tu estás entre los dos, no tienes que escoger".
Cuando el hermano Corazao despidió intempestivamente de su puesto de profesor a Luis Fernando Figari, en setiembre de 1973, Len Rudy me dijo que cada quien encuentra lo que busca.

Entre 1973 y 1974, Len fue profesor del Colegio María Reina, San Isidro, fundado por el padre Albert Mitchel SM, en el mismo local donde antes funcionó nuestro colegio hasta 1964.
El hermano Rudy me decía que estaba nuevamente en casa y fue muy querido y respetado en su nuevo colegio, su facebook tiene muchas fotos con sus alumnos de esta época, que refleja el final de su fructífera vida en el Perú.

Len estuvo en 1975 en Estados Unidos y al año siguiente, cuando un amigo fue a arreglar los papeles para su matrimonio en la Iglesia Santa María Reina, me encontré con el hermano Rudy, nos fuimos de inmediato a conversar al restaurante del BBQ del Ovalo Gutiérrez donde lo conocí en 1962, y después quedamos en vernos, no recuerdo haberlo vuelto a ver.

Es verdad, a los amigos que de repente no los vuelves a ver en esta vida, siempre los recuerdas, en mi caso siempre pongo a Len como protagonista de algún recuerdo y con él tuve una excepcional anécdota, que ya he publicado antes y que es la siguiente:

Hermano Leonard Rudy.


La gran tarea de Len Rudy

Estaba de regreso de un viaje por el norte peruano, con uno de mis mejores amigos que he tenido en esta vida, él era mayor que yo, había sido alumno y era muy amigo de Len. En Chimbote después de dejar a un amigo que era hijo del dueño de una fábrica de harina de pescado, nos encontramos con el hermano Rudy, en el mercado. 

Nos contó que estaba en el puerto, tratando de encontrar un taxi para llevar de regreso a Lima al padre Albert Mitchel y que el viejo (the old man) no quería dejar su parroquia, que ya los marianistas habían entregado al Obispado de Chimbote, porque habían dado por concluida su presencia religiosa y educativa en la región.

El padre Mitchel de la nada levantó la Iglesia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro con su escuela parroquial, dos edificaciones sencillas que el terremoto de 1970 no destruyó. Este sacerdote de quien se puede decir que fue "un verdadero cura" tenía que regresar a Lima, el vivía en comunidad con sus hermanos y no podía quedarse sólo en la humilde parroquia.

El regreso de Chimbote a Lima del padre Mitchel, estuvo a cargo del hermano Leonard Rudy, quien le tomó desconfianza absoluta a la movilidad que le fue proporcionada y que lo había llevado de Lima.
En Pasamayo pensó que iba a morir, no fue de ida, estaba convencido que sería de regreso. Escuchar a Len muerto de risa de no querer caer al vacío en Pasamayo, era reírte con él, sin cansancio alguno.
El hermano Rudy, no tardó en pedirnos que los lleváramos de retorno a Lima, se quedaban en la parroquia otros dos hermanos que estaban liquidando la presencia marianista en Chimbote.
Se quedó el hermano William Mc Carthy, quien fue director de Santa María, en mis tres últimos años de colegio, quien luego dirigió un colegio en la Amazonía, también llamado Santa María y él estaba a cargo de la desactivación de la obra marianista en Chimbote.

El brother Mc Carthy en la selva había tomado cariño a su mascota, una boa que tenía guardada en una enorme jaula de madera, que me pareció horrible, después se le perdió en Trujillo. 

El padre Mitchel, a quien se le veía viejito, aunque no era tan mayor, estaba de acuerdo con viajar con nosotros, ambos éramos amigos de él, aunque sabía que el otro exalumno era marxista, pero no le importaba, porque lo había bautizado, de ninguna manera podía despreciar el pedido, pero estaba renuente, aduciendo que: “Se viaja en el inicio de la mañana para llegar al medio día a Lima”, dijo al aceptar, sonriente y agradecido.

El sacerdote tenía su carácter, no se quería ir de Chimbote, estaba acatando por obediencia. No tardó mucho en cuadrarse un precioso Mustang, en la puerta de la humilde parroquia. Decepcionado, el padre Mitchel dijo: “En eso voy a ir”. Y el hermano Rudy le replicó: “Sube, no vez que Dios te está premiando en el último momento. Ante mis constantes súplicas”. 

El retorno fue tranquilo, rápido, cómodo, almorzamos en Huacho, en el restaurante El Rosado, especializado en comida criolla. Este era un restaurante famoso, excepcionalmente bueno.

El padre Mitchel en el viaje de regreso solamente hablaba en inglés, él dominaba perfectamente el castellano, en eso le dije que antes iba a sus Misas en Santa María Reina. Desganado dijo que sabía, que no esperaba otra cosa de mí, era un alumno marianista, que vivía en el barrio.

En eso solamente quiso hablar de Ahuac, lecciones de vida en la sierra de Junín a fines de los años cuarenta. El padre Mitchel nos convenció que era de esos hombres privilegiados que supieron desarrollar su vida sirviendo a su prójimo por su amor a Dios.

Narró el padre Mitchel que antes de salir a caminar por las comunidades campesinas, preparaba el maletín de ornamentos religiosos y el de primeros auxilios con: algodón, gasa, vendas, tijeras, alcohol, mercurio cromo, timolina, maravilla curativa ideal para los niños y: “Mejoral, que mejora todo, baja la fiebre y no hace daño”, sentenciando con toda tranquilidad.

Len miraba a Mitchel con enorme cariño, le tenía profunda admiración como todos los marianistas, ya se había olvidado de todos los problemas que le hizo para demorar la partida de Chimbote. Len estaba contento.

Rápidamente Len le pidió que nos contara como era que había fundado una Iglesia en Estados Unidos y en Lima la Iglesia Santa María Reina. 

En Pasamayo, el padre Mitchel, hizo detener el carro, para rezar y echar agua bendita al precipicio. Buscó, caminó algo, encontró el lugar. Años antes personas que apreció muchísimo, fallecieron en un accidente. Cumplió un deseo que no había podido realizarlo hasta ese momento.

Recuerdo a Len mirando el horizonte y también el precipicio, ya mi amigo había hecho subir al padre Mitchel. Estaba muy emocionado y con una sonrisa, me dijo: "Extraordinario, estamos acompañando a un hombre extraordinario que cree en el agua bendita, en la oración y en la bendición. No cambio mi vida por nada, no es posible conocer mejor gente, que te lleve a hacer la mejor vida que se pueda hacer".

Quienes hemos sido amigos de Len, sabemos que tenemos ya un amigo en el cielo. Gracias Dios por habernos puesto en el camino de vida del Hermano Leonard Rudy SM en los años en que vivió en Lima, Perú.

Len nunca perdió su espíritu de alegría contagiante para todos los que le rodeaban.

141. Los Próceres de la Independencia del Perú



La gesta de la Independencia y la de sus personalidades, están conmemoradas en esta pintura Marcha de Banderas del Ejército Libertador del Perú, un periodo que se inició con el desembarco de la Expedición Libertadora en Paracas, que tuvo su apogeo máximo el 28 de julio de 1821 con la proclamación de la Independencia en Lima, realizada por el generalísimo don José de San Martín, Protector del Perú libre e independiente, título que le confirieron los peruanos que ya no se sentían oprimidos por el yugo español, pero la guerra, sin embargo, prosiguió hasta que el Libertador Simón Bolívar mostró su genio expresado en las Batallas de Junín y de Ayacucho, victorias que sellaron la Independencia del Perú y de América.

La gesta de Ayacucho, del 9 de diciembre de 1924 culminó con la capitulación del Virrey don José de la Serna, Conde de los Andes. La epopeya que convirtió al Perú en una república, la inició el glorioso Ejército de los Andes, que cruzó la cordillera, del lado argentino para independizar a Chile y tras lograrlo enrumbó para el Perú, comandado por el Libertador José de San Martín, quien desembarcó en agosto de 1820 en Paracas y al no poderse establecer en Ica, volvió a sus naves capitaneadas por Lord Cockrane, enrumbó al norte y desembarcó en Huacho, en donde ingenieros franceses improvisaron un puerto.

San Martín estableció su cuartel general en Huaura, en tanto el patriota Andrés Reyes (1780-1856) con el grado de coronel con su propio peculio levantó las primeras montoneras o leva de hombres para que se conviertan en soldados del campo patriota.

En Huaura, San Martín proclamó la Independencia y recibió al primer militar patriota que se pasó a la Independencia, el gran mariscal don Agustín Gamarra, quien entonces tenía el grado de coronel del ejército español, acompañado de todo su batallón, denominado siempre el Número Uno, que había sido mandado llamar del Alto Perú (Bolivia), para que se uniera a la guerra en contra del "invasor".
Llegó el día de la hazaña en que el Ejército Libertador ingresó a Lima, primero San Martín navegó al sur, desembarcando en Chorrillos para establecer su cuartel general en Miraflores.

El virrey don José de La Serna no enfrentó, no capituló, huyó a la sierra con su ejército, por el mismo camino que hoy es la carretera central, estableciéndose en los Andes centrales del país y conservando el sur peruano junto con el Alto Perú, convirtiendo a Ica en el escenario de la guerra.

Así fue como el virrey La Serna autofinanciado principalmente por las minas peruanas y bolivianas convirtió al Virreynato del Perú en el último bastión del imperio español en la América del Sur. El rey Fernando VII a su virrey le concedió el título de Conde de los Andes.

El general San Martín en Miraflores aguardó a que los vecinos notables, propietarios, y con empleo de Lima, una ciudad amurallada con una población estimada en 50 mil personas, firmaran el acta de Independencia que estuvo al alcance de todos en la Municipalidad.

En la mañana del 28 de Julio, el Protector del Perú, libre e independiente, don José de San Martín, salió a caballo del Palacio de los Virreyes del Perú, con el Ejército Libertador y todos los estamentos de la ciudad o fuerzas vivas, para proclamar la Independencia con ceremonias en todas las plazas de la ciudad, a veces se limita a tan solamente cuatro. Sin embargo, la crónica periodística señala a todas.

Centralmente por los sentimientos monárquicos de San Martín estuvo acompañado por los títulos de Castilla, marqueses y condes, que se pasaron a la Independencia, entre ellos el famoso Conde la Vista Florida, don Manuel de Salazar y Baquíjano, a quien se le llamaba popularmente "el conde de la vista torcida", por ser bizco.

Salazar de filiación liberal que lo llevó a la primera fila de los patriotas, es uno de los principales políticos que ha tenido el Perú, excepcionalmente honrado y correcto en todo, por lo que fue en cuatro oportunidades Presidente interino del Perú, cuatro veces presidente del Senado Vicepresidente del Congreso Constituyente que proclamó la República en 1822, cuando estuvo presidido por monseñor Francisco Javier de Luna Pizarro (1780 -1855).

Monseñor Luna Pizarro, el jefe de los liberales peruanos, quiso para el Perú la democracia y nunca traicionó sus ideales de libertad, no buscó gloria alguna para él, partió al exilio cada vez que se imponía la dictadura, presidió el Senado en dos oportunidades, fue el elector de los Presidentes La Mar, y Orbegozo. Su personalidad logró que el país superara la anarquía que se sucedió por el asesinato del mariscal Agustín Gamarra durante su fracasada conquista de Bolivia. Monseñor logró que el Perú encontrara su camino de unión con el mariscal Ramón Castilla en 1943, año en el que se retiró de la política al ser nombrado Arzobispo de Lima por el Papa Gregorio XVI.

En la primera junta directiva del Congreso Constituyente, fueron secretarios don José Faustino Sánchez Carrión, un clérigo quien no se ordenó sacerdote, conocido como el "Solitario de Sayán" y sin duda el más admirado de todos los patriotas.

El otro secretario y Prócer de la Independencia fue don Francisco Javier Mariátegui, quien se desempeñó como canciller, diplomático, presidente de la Corte Suprema, y fundó la masonería en el Perú siguiendo los postulados traídos a Lima por uno de los comerciantes de la expedición libertadora, el francés don Aquiles Allier, quien fue fundador de la era del guano y presidió la Sociedad de Beneficencia Pública de Lima. Años después, Allier abjuró y fue representante papal en el Perú, a diferencia de Mariátegui quien se mantuvo en la masonería y cuando falleció a los 91 años de edad, el Arzobispado de Lima le puso llave y candado al cementerio por razones religiosas para que fuera enterrado en los extramuros.

Sin embargo, el pueblo en reconocimiento a su vida de servicio al Perú, no olvidó a uno de sus Próceres, llevó en hombros por las calles de Lima, el ataúd de Mariátegui, cuando llegó al cementerio rompió el candado, obtuvo la llave y le dio sepultura. En Lima, a partir de 1884, nunca más se le cerró a las puertas del cementerio a nadie, por las razones que sean.

El proceso de Independencia del Perú que iniciaron los Incas de Vilcabamba, Cusco, cuyo dominio más famoso es Machu Picchu, con Manco Inca y su hijo Sayritúpac Inca, conformando en epopeya la respuesta inmediata del mundo andino a la conquista española, proseguida en el tiempo con innumerables rebeliones, siendo la más importante y conocida la de Túpac Amaru II acompañado por su esposa Micaela Bastidas, quien se reconoció descendiente de Túpac Amaru Inca, último Inca de Vilcabamba.

Entre la Independencia del 28 de julio de 1821 y la Batalla de Ayacucho del 9 de diciembre de 1824, está la lucha de la mujer por la Independencia representada por la Prócer de la Independencia, la patriota por excelencia doña María Parado de Bellido, una ayacuchana, cuya vida antes todos conocíamos porque se enseñaba al detalle en el colegio. Ella por su labor al servicio a Independencia fue fusilada por orden del general español Carratalá, el 1 de mayo de 1822.

El general San Martín se fue del Perú en la noche del 20 de setiembre de 1822, ante la inminente proclamación de la República por parte del Congreso Constituyente y para dejar el paso libre para la presencia del Libertador Simón Bolívar en el Perú, dejando el mando del Perú, libre e independiente (Tumbes, Piura, Cajamarca, Lambayeque, La Libertad, Ancash, parte de Ica, y Lima) a monseñor Luna Pizarro, presidente del Congreso Constituyente.

El 22 de setiembre, el Congreso eligió una Junta Suprema de Gobierno, presidida por el Mariscal José de la Mar e integrada por el Conde de la Vista Florida (Manuel de Salazar y Baquíjano) y el abogado platense (argentino) Felipe Antonio Alvarado.

Sobrevino en febrero de 1823 la primera elección presidencial realizada en el Perú a cargo del Congreso Constituyente a favor del Marqués de Torre Tagle (Bernardo Tagle y Portocarrero), anulada de inmediato por el mismo Congreso, ante el primer coup de etat peruano (golpe de estado) protagonizado por todas las tropas patriotas que impusieron la elección del mariscal José de la Riva Aguero, nieto materno del Marquez de Montealegre de Aulestia, quien fue un político sumamente popular a pesar de sus continuos desatinos más que errores, el pueblo lo llamaba "Niño Pepito" por donde irrumpiera a su favor y lo reivindicó siempre. Murió en Lima a los 75 años de edad, en su condición de prócer, patriota, gran mariscal del Perú y miembro del escalafón militar.

En cambio su enemigo y rival, el Marqués de Torre Tagle, señalado como el hombre más rico del Perú, amigo del rey de Francia y el intendente de Trujillo que proclamó la Independencia, junto con su esposa Josefa Echevarría de Tagle, están enterrados en una tumba olvidada en el cementerio Presbítero Maestro, con el estigma de la traición, por haberse sumado finalmente a la causa realista. Tal vez si no hubiera muerto de escorbuto en el Callao, hubiera partido al exilio, como su enemigo Riva Agüero, y seguramente la historia le tendría alguna estima.

Este trágico pleito entre ambos aristócratas, facilitó la presencia del Libertador Bolívar en el Perú, quien consolidó la Independencia, con la victoria de Ayacucho y la capitulación del virrey La Serna.
La Independencia del Perú, que celebramos cada 28 de julio, es el Día del Perú, son nuestras Fiestas Patrias, que da vida a la peruanidad, a nuestra peruanidad.


La pintura Marcha de Banderas, está en el Museo del Banco Central de Reserva, que autorizó que figurara en mi libro Banderas de la Libertad: Militares Franceses en la Independencia del Perú, Lima, 2005.

Mi libro "Banderas de Libertad", Lima, 2005.


140. Bárbara D´Achille, peruanista, periodista mártir, ecologista, difusora de la naturaleza



Bárbara D´Achille persistirá por siempre en ser uno de los espíritus más bellos que han caminado por el Perú, resulta increíble que hayan pasado más de 26 años de que fue sometida a juicio popular y asesinada por los terroristas de Sendero Luminoso.

Ella era una caminante que amaba todos los caminos del Perú, todos los poros de su cuerpo aprendieron a brotar de ellos solamente peruanidad.

Sus páginas en El Comercio fueron recontra bellas, sus fotos, sus textos, la convirtieron a ella, una europea que está entre los más grandes peruanista que han existido.

Hay que cantarle a Bárbara "Cantares" de Antonio Machado: "Caminante son tus huellas el camino y nada más" y caminando por el Perú profundo, en Huancavelica, la encontraron los terroristas de Sendero Luminoso y no se les ocurrió nada mejor que matarla.

Bárbara fue sumamente atractiva y atrayente, excesivamente buenamoza y enorme conversadora, por lo menos conmigo.

Cuando le conté que había decidido regresar a la Universidad Católica para estudiar arqueología, se emocionó y me dijo: "que lindos trabajos vamos a realizar". No le alcanzó la vida.

Pero, solamente me tocó escribir de su vida, la de una extraordinaria conservacionista y ecologista, convertida en periodista nacida en Dobele, Letonia y de nacionalidad italiana, por su marido, que amaba a la naturaleza o madre tierra, que en nuestro país es la mama pacha del más antiguo Perú.
Y ella, Bárbara se llenó de la más profunda peruanidad.

Claro que escribí de ella, por su asesinato, y fue para la Agence France Presse, como parte de mi trabajo diario. No me gustó ir a la conferencia de prensa en El Comercio, ofrecida por su entonces director, Alejandro Miró Quesada Cisneros, rodeado por toda la redacción del diario, en la biblioteca del diario decano, en la que se confirmó su asesinato.

De allí, me fui caminando a mi redacción, cuatro cuadras, para abajo, en línea recta, cruzando Lampa, Carabaya, Jirón de la Unión y Camaná, hasta llegar a las antiguas oficinas en Lima, de la Agence France Presse.

Solamente me repetía, una y otra vez: "Dios que pasó".

Y ya han pasado más de 26 años de que nos mataron a Barbara de D´Achille, cuando tenía 48 años de edad y así la insania terrorista nos privó de su bella y fructífera vida, que estaba dedicada a servir a los peruanos.


Y a cantarle a Bárbara con Serrat: Nunca perseguí la gloria...Caminante no hay camino/ se hace camino al andar/ y golpe a golpe/ y verso a verso/ y golpe a golpe/ y verso a verso.



139. Marcelo Bahía Odembrecht, el príncipe del empresariado brasileño, a quien se le llama "Odebrecht III", por pertenecer a la tercera generación de su familia que dirige la transnacional fundada por su abuelo en 1944, a partir de la pequeña constructora de su padre, a quien lo hizo su asesor.

El presidente del Perú Ollanta Humala junto con el presidente de la trasnacional brasileña Odebrecht, Marcelo Odebrecht, reciben la explicación de un técnico de la construcción de la central hidroeléctrica Chaglla.

Marcelo Odebrecht es el titular de una "monarquía empresarial", la mayor trasnacional brasileña que tiene más de cien mil trabajadores. Marcelo está acusado de corrupto y de corruptor, sigue preso desde el pasado 19 de junio y no es probable que sea declarado inocente.

Sus bienes están embargados, y hasta ahora se calcula que tendrá que pagar una indemnización, de por lo menos dos mil millones de dólares, menos de la mitad de sus bienes en su país.

Está señalado por la revista Forbes como el octavo hombre más rico de Brasil, estimándose su fortuna en 5 mil millones de dólares, detrás de Lehman, Safra, Telles, Sicupira y de los tres hermanos Marinho, dueños de O Globo.

Marcelo Odebrecht, el príncipe de los empresarios brasileños.

Odembrecht es una transnacional con presencia en 23 países y "Odebrecht III", no ha heredado a su papá "Odebrecht II", tampoco a su madre.

Su padre, Emilio Alves Odembrecht, un todopoderoso, se dice de él en su país, como un rumor cierto, que enterado que su adorado hijo iba la cárcel, no dudó en amenazar al mundo por la afrenta que se le estaba profiriendo, anunciando que se requerían cinco cárceles para albergar a su hijo, y que pobre de aquel que lo tocara y le faltara el respeto a su Marcelinho.

Pero tuvo que destronarlo, sin quitarle sus cargos, para volver a ser públicamente uno de los grandes capitanes de la industria del Brasil y del empresariado de América Latina. En su retorno comunicó a sus decenas de miles de empleados, los de Odebrecht, que: "No se dejen abatir, pues estaremos todos juntos en este momento de dificultades. Estaré más presente entre ustedes, en tanto dure este periodo".

El Dr. Emilio, Odembrecht II, no es manso, para nada, tiene enorme carácter y es un titular absoluto, como representante del talento y de la creatividad empresarial. Siempre estuvo al lado de su padre, el fundador del imperio Odembrecht. Parece que de a verdad adora a este hijo, se puso a su sombra, seguramente protegiéndolo, mientras su imperio, no cesaba de crecer, anudado al populismo vigente en Brasil y en gran parte de la región.

La política de los Odembrecht para crecer y desarrollarse sin límite, es caminar al lado de los gobiernos, de todos los gobiernos, sin excepción, particularmente de los países en los que sus empresas trabajan.

Recién va a ser posible probar judicialmente si es que la amoralidad en el trato con los funcionarios de los Estados, es la norma familiar, basada en la coima, el soborno, la mordida o la propina. En el caso del imperio Odembrecht, la inmoralidad no existe, parece que ya no existe mucha duda: son amorales.

Los Odembrecht son por eso amigos de los Presidentes, de sus antecesores y de sus sucesores. Eso puede haber llegado a su final.

Emilio Odembrecht creó Braskem, el 16 de agosto de 2002, con sede en Sao Paulo, cumpliendo el sueño imposible que se hace realidad. Aquí radica o está la tragedia del encarcelamiento del "Príncipe del imperio Odembrecht".

Odembrecht II, el padre, logró que en su extraordinaria creación, el monstruo empresarial, Brasquen, tuviera como socio a Petrobras, la fuente de la operación anticorrupción Lava Jato, que ya encarceló a una serie de personalidades brasileñas, tiene los ojos puestos sobre la Presidenta Dilma Rousseff y en el ex Presidente Luiz Lulla,de Silva. Ha acusado al ex Presidente y actual senador Fernando Color de Mello y al actual presidente del Senado Brasileño Eduardo Cunha.

Odebrecht Brasil, sede Sao Paulo.


Braskrem

Es la petroquímica que monopoliza el sector en Brasil, es la mayor de América Latina y la octava del mundo, tiene 36 plantas en Brasil, Estados Unidos y Alemania, y el imperio Odebrecht la lidera, la controla.

Esta transnacional, tiene entre una multitud de productos, que le dan su talla mundial, el hecho de ser la mayor productora de biopolímeros, producidos por seres vivos entre ellos el ADN. Y sus logros, si no los paraliza la operación Lava Jato, avanzarán de acuerdo al avance de la ciencia, en tanto desarrolle sus actividades sin intervenciones judiciales o también políticas.

Braskem significa un logro enorme para Brasil y en su desarrollo industrial, y también por sobre todo para el imperio Odembrecht, que en verdad, no es tan solamente una enorme constructora como se la señala en Lima.


Marcelo Bahía Odembrecht: "Odembrecht III".

Cuando fue apresado Marcelo Odembrecht el 22 de junio de 2015, la policía federal allanó de inmediato su casa y encontró que nada relevante había en ella y que nada vinculaba a su esposa e identificada como "Bela" y nada de nada a ninguno de sus hijos con el tema Petrobras y su detención por corrupción.

Es curioso muy curioso, que pareciera como extraído de una película de Hollywood sobre "el padrino de la mafia", la familia es absolutamente ajena de los negocios detrás de bambalinas del padre y lo demuestra un Whatssapp proveniente de dos teléfonos de la familia de "Odebrecht III, entre la esposa "Bela" y una de la hijas identificada como "Rafa" en abril de 2015, intercambiaron mensajes en los que hicieron referencia a Lava Jato.

"Rafa" dijo que iba a participar en una protesta por Lava Jato y que estaría en la primera fila. La madre elogió el comportamiento de la hija. Le dijo que debía mostrarse con la cabeza erguida.
No se sabe que opinarán ahora.

Marcelo Bahía Odembrecht tiene 46 años de edad, nació en Salvador, el 21 de octubre de 1968, es el líder de la tercera generación de la familia que creó el imperio Odembrecht. Tiene un hermano y dos hermanas, una de ellas que es abogada es la única que trabaja con su hermano.

Marcelo entró a trabajar con su padre, en vida de su abuelo Norberto, "Odembrecht I", el fundador, tenía 24 años de edad y fue en 1992, después de graduarse de ingeniero civil. Se inició laboralmente en Salvador, Bahia y de allí lo mandaron a Londres, y poco después en Estados Unidos debutó en grande en la construcción del aeropuerto de Miami.

De allí, ascendió de inmediato como el principito o el heredero, pero tuvo que enfrentar a un antiguo funcionario de Odebrecht, de los tiempos de su abuelo, que al jubilarlo a los 78 años de edad, tuvo que venderle a él, el 20 por ciento de las acciones de la empresa, que estaban a su nombre.

Marcelo tuvo fuerza de voluntad y enorme carácter, para imponerse y hacer valer la disposición de que los funcionarios de la transnacional que se alejaban para siempre están obligados a vender sus acciones. Es así como pasó a controlar personalmente, la empresa de su familia. Es cierto que su padre está a su lado, sin él no habría podido llegar. Además su abuelo estaba también con él. Lo heredaron en vida.

Es normal, que todavía, a pesar del escándalo de su detención, genere simpatías y se le crea inocente, tal vez no serán muchos, se recuerda su espíritu de trabajo, con la obsesión de tener todo controlado, tanto de día como de noche, sea desde el piso 32 de la sede de su empresa en la zona sur de Sao Paulo, donde están sus oficinas o en cualquier parte del mundo. Y cosas de la modernidad, su Black Berry era uno de los medios que lo ayudaban a controlar a su entorno empresarial y sus subordinados.
Ahora estará reposando en su celda de prisión, pero a lo mejor, todavía sigue dirigiendo su imperio constructor, petroquímico, y agroindustrial, con una enorme ramificación. Su biografía oficial señala que después de 16 años de un entrenamiento, recién a los 40 años de edad, en el 2008 llegó a la presidencia de Odembrecht reemplazando a Pedro Novis.

El lugar escogido el Hotel Costa do Sauiípe, de Salvador, su tierra que es la tierra de todos los Santos de Bahía, encabezados por el Señor de Bonfin en el santoral católico y en el del candomble por Yemanya y todos los orixas.

Emilio Alves Odembrech, Odembrecht II

Ingeniero brasileño, nacido en Salvador, Bahía en 1942 que ante la prisión decretada a su hijo Marcelo, retornó públicamente a comandar a su empresa, el conglomerado empresarial brasileño, Odebrecht, a la que ingresó a trabajar en 1966, dos años antes de graduarse de ingeniero.

En 1981 fue su vicepresidente y en 1991 su presidente, sucediendo a su padre, dejó el cargo en 1998 a un funcionario de la empresa, Pedro Novis, al convertirse en presidente del Consejo de Administración, reemplazando a también a su papá, quien se jubiló.
Odembrecht II conserva este cargo en la actualidad.

Norberto Odembrecht, "Odebrecht".

Ingeniero brasileño, llamado Dr. Norberto, por quienes lo trataron en vida, nació
Recife Pernambuco el 9 de octubre de 1920 y falleció a los 93 años de edad en Salvador, Bahía el 19 de junio de 1914, casi exactamente un año antes de la detención de su nieto Marcelo.

Es uno de los más importantes capitanes que ha tenido el empresariado brasileño, su leyenda señala que la empresa constructora que estaba quebrada de su padre, la convirtió en una de las más importantes de Brasil y de América Latina.

"Odebrecht I" fue un hombre, que valoró su ascendencia alemana, reconoció y señaló como su preceptor al pastor luterano, Otto Arnold, quien en Salvador asumió funciones religiosas y educativas, desde que emigró de Alemania, a la colonia alemana.

Aliado a la dictadura militar de fines de los años sesenta y de la década de los setenta, "Odebrecht I", acompañado de su hijo, participó en el llamado milagro económico brasileño, que convirtió a la empresa empresarial en una empresa transnacional.

Engrandeció a extremos impensables a la quebrada empresa de su padre, Emilio Odembrecht, nieto de alemán, Emil Odebrecht (1835 -1912), emigrado a mediados de siglo XIX a la comunidad alemana establecida en Blumeau, Sao Paulo, Brasil, quien se convirtió, en un importante ingeniero, agrimensor y cartógrafo de su época, realizando importantes trabajos de investigación. Su decencia es estimada en más de mil personas y unas trescientas se reunieron en el 2008, y su trabajo volvió a ser revalorado y publicado.

La familia Odebrecht, por lo menos el padre y su heredero designado entre todos sus hijos, en cuatro generaciones se presenta absolutamente unida, tal y como si fuera aquellas monarquías duales en la que el padre dirige con su hijo y llega el momento en que el hijo pasa a dirigir todo, teniendo a su padre a su lado.

Lo hizo Odebrecht I con su padre Emilio, y después con su hijo Odebrecht II, el mayor de sus cinco hijos, mientras preparaban a Marcelo, un funcionario Pedro Novis, fungió como presidente durante unos años. Y en el 2008, ambos lograron el surgimiento de Odebrecht III. Es por eso que en Brasil a esta empresa se la señala como una "monarquía empresarial".
El presente y el futuro de la Transnacional Odebrecht.

En todas partes la detención de Marcelo Odebrecht pareciera que no afecta para nada el desarrollo del conglomerado empresarial brasileño, puede ser que los políticos del Brasil y de la región mantienen la calma, como se diría no hacen olas, el poder empresarial ha sido siempre señalado en sus grandes contribuciones a las campañas electorales.

La familia Odebrecht conoce todos los secretos de la política latinoamericana y está caracterizada por haber cultivado su amistad con los gobernantes de Cuba a Venezuela, de México a la Argentina, también en con los gobiernos peruanos.

Marcelo Odebrecht es partidario del expresidente Lulla da Silva y de la presidenta Dilma Rousseff, quienes han apoyado sus negocios en 23 países, de multinacional brasileña que fue fundada por su abuelo Norbeto Odebrecht, en 1944 a partir de la constructora de su padre que solamente trabajaba en Salvador.

Odebrecht III en una entrevista a El Comercio, explicó a la pregunta de que porque tan cerca del segundo gobierno del Presidente Alan García, explicó que "procuran estar siempre cerca del Estado peruano porque entendemos que esa es la mejor forma de otorgar bienestar a la población, no hay que tener a los empresarios lejos del gobierno. Ambos deben asociarse para sacar adelante proyectos que beneficien a la población. Así lo entendimos y así lo hemos hecho. Por eso hemos estado cerca del gobierno".

Esta empresa brasileña inició sus operaciones en el Perú a fines de la dictadura militar de los setenta, en el corrupto y desastroso gobierno del general Francisco Morales Bermúdez, con la Hidroeléctrica Charcani V en Arequipa, cuya ejecución prosiguió el segundo gobierno del expresidente Fernando Belaunde. En 1988, ganó la licitación para realizar Chavimochic Etapas I y II, en el gobierno del expresidente Alan García. En el 2013, ya en el actual gobierno del presidente Ollanta Humala, logró la la licitación de la Etapa III.

Odebrecht es una poderosa empresa brasileña en el Perú, decenas de obras ejecutadas y en ejecución, aliada con empresas peruanas, y que ha llevado a la creación de Odebrecht Perú.

Existen rumores que Odebrecht se hace pagar por su trabajo, utilizando la influencia que tiene sobre los gobernantes brasileños y estos sobre sus colegas latinoamericanos, que directamente exigen a que le paguen lo que deben, de inmediato, si es que no lo están haciendo.

Por el momento, nada parece remover las estructuras de esta empresa, sus actividades se realizan normalmente en todo el mundo, nadie parece tener miedo a quemarse políticamente por la antigua amistad que se tuvo hasta junio del 2015, pero también es cierto que nadie se le acerca en público.

Su imagen, bastante afectada, requiere que Odebrecht III, por alguna argucia legal, que siempre se encuentra, requiere su pronta liberación y finalmente su exclusión de la operación Lava Jato, que parece haberse convertido en un Robespierre, en busca de culpables y parece que estos abundan en exceso.

Odebrecht tiene a cinco de sus más importantes directivos detenidos: Marcelo Odebrecht, Rogério Araújo, Márcio Faria, César Rocha y Alexandrino Alencar, todos altos directivos de la empresa.

La Fohla de Sao Paulo, ha señalado que hasta el momento la denuncia comprende a las obras de las refinerías en los estados de Paraná y Pernambuco, en el Complejo Petroquímico de Río (Comperj) de Petrobras, y a la venta de petróleo como un insumo para la industria del plástico a precios por debajo del valor de mercado por parte de Petrobras a Braskem, petroquímica que controla Odebrecht.

La denuncia, en contra de Odebrecht, es que realizó pagos a través de empresas offshore a cuentas en Suiza de tres exejecutivos de Petrobras: Paulo Roberto Costa, Renato Duque (exdirectores) y Pedro Barusco (exgerente de servicios), de acuerdo al diario brasileño.


En tanto, la operación Lava Jato sigue encontrando nuevos sectores en que se desarrolló la corrupción a partir de Petro Bras, en este momento es el turno del Senado y ya está acusado su presidente, Eduardo Cunha.

Los Odebrecht, padre (en el cuadro), hijo, nieto y bisnieto, que hoy está preso.
Pero el imperio familiar permanece inamovible.

138. Luiz Favre, publicista director de campañas electorales en el Perú. Nacido en Argentina, domiciliado en Brasil de nacionalidad francesa.


Es el alias de Felipe Belisario Wermus, publicista nacido en argentina quien en Lima se hace pasar por brasileño a pesar de su nacionalidad francesa. Es un hombre importante en el Perú, ha sido asesor del candidato presidencial Ollanta Humala Tasso y después de su gobierno; ha sido asesor de la alcaldesa Susana Villarán; y en este momento apoya sin murmuración alguna la candidatura presidencial de Pedro Pablo Kuczynski.

En Brasil es importante este personaje, porque es camarada e íntimo amigo del ex Presidente Lula y también lo es de la Presidente Dilma Rousseff, y aunque está separado de su quinta esposa, Teresa Suplicy bisnieta del barón de Vaconcellos, ella pertenece al entorno de Dilma, es su ministra de Cultura, antes fue ministra de Turismo de Lula.

El hecho que Favre o Wermus tenga tantos momentos de su tweets para PPK, lleva a varios rumores que se publican como verdad, el primero es que PPK es el candidato del Presidente Humala, el segundo es que su asesora de prensa la señorita Blanca Rosales se ha pasado a las filas de PPK y el tercero es que la izquierda ya está aliada a PPK.

Favre o Wermus para bien o mal de la izquierda peruana es un hombre de izquierda, lo ha sido en su patria Argentina, en su segunda patria Brasil y en el país que le ha concedido su nacional. En el Perú es un hombre ávido de reconocimiento sobre la pasión de su vida que se traduce en el hecho concreto de que la gente lo señale de inteligente, de buenmozo, bien vestido y que sus mujeres son ricas e importantes, como un triunfador de la vida.

Sin embargo, solamente le interesa ganar dinero, no hay más parece mostrar horror por el hambre y la miseria. En el supuesto que el Lava Jato lo implique, su único camino es perderlo todo y a esconderse en algún inmundo rincón para no ir a la cárcel.

El destino de Favre o Wermus está amarrado, como si lo hubiera hecho en Bahía, con el presidente Ollanta Humala y con la exalcaldesa de Lima Susana Villarán. En este momento de la vida de los tres no se conocen, nunca se vieron, están mudo requete mudos. Ahora no sabemos si se hablarán en secreto, en privado sin testigos, o habrán decidido jamás volverse a cruzar palabra en sus respectivas vidas.

El silencio de Susana puede convertirse en mortal para la derecha de la izquierda peruana. Hasta el momento no tiene transparencia, ni la dignidad de revelar como es que las empresas brasileñas fueron el motor de su gestión, al extremo que la arena que se llevó el mar de La Herradura fue regalada por Odebrecht.

Si es verdad, el escándalo de la arena que la Alcaldesa puso en La Herradura fue un regalo público de Odebrecht, cuyo presidente Marcelo Odebrecht está preso en Brasil por el caso Lava Jato. Y es público y notorio que su asesor para la Revocatoria fue Favre cuyo verdadero apellido es Wermus.

Es inexplicable que PPK, un hombre de derecha, que de político belaundista se convirtió en un poderoso lobista durante la privatización de las empresas públicas durante la década fujimorista, y después fue Primer Ministro del gobierno del ex Presdente Toledo en secreto haya aceptado la cercanía de Favre o Wermus.

En el noticiero de la tarde de la red brasileña O Globo de este jueves se dio cuenta del inicio del capítulo 18 de Lava Jato, pero la novedad es que las coimas o propinas en el Ministerio de Planeamiento, han sido descubiertas hasta julio pasado. Es decir la corrupción no para, no descansa, sigue vigente. No se le tiene miedo al escándalo, al arresto público, y a la cárcel.

Podría ser una hipótesis de trabajo de que las empresas brasileñas le han impuesto a PPK al susodicho Favre o Wermus. Sorprende que el viejo político guarde silencio sobre Wermus alias Favre.

Y persiste en ser un problema para el país que el tema de la corrupción descubierta en Brasil con ramificaciones de la derecha a la izquierda, sea tratada como un problema sin importancia. Solamente se está esperando que vengan los nombres de los presuntos políticos peruanos corrompidos por el capital brasileño y todos los demás, gritarán en conjunto: "AMPAY ME SALVO".

¿Quién la paga a Favre o Wermus?, es la gran pregunta que se plantea hace años y nadie responde. Este es un hombre que posee un largo recorrido de vida, tiene por lo menos 65 años de edad, nació en Buenos Aires, en el seno de una familia que conservaba sus tradiones judías.

El padre de Favre, fue Isaac Wermus, militante peronista. Como todos aquellos que creen que son únicos, sin serlo, y como todos quienes están convencidos que su inteligencia es superior a la de todos a quienes conocen, decidió nos judío y tampoco peronista, como lo fue su padre.

Convirtió en su ídolo a León Trotsky, el judío ruso que asumió el marxismo como religión y creó el trotskismo como rival del marxismo - leninismo y militó desde muy joven en el Partido Obrero, con esa relaciones políticas, se trasladó a París, cumpliendo se propio sueño de ser un intelectual como Trotsky.

Favre o Wermus.

Poco después de trasladarse a Brasil, hizo que realizaron muchos trostkistas en América Latina, para romper con el aislamiento político en que los tenían los socialdemócratas, los marxistas - leninistas, y los maoístas, integrándose a diferentes agrupaciones políticas. En el perú los trotsquistas se integraron al PUM (Partido Unificado Mariateguista), en Brasil siguiendo el camino de la militancia trotskista, estimada en 1,500 personas, Favre o Wermus, ingresaron a militar al Partido de los Trabajadores de Luiz Ingnacio Lula da Silva.

No es lo mismo, ni se parece, pero Wermus alias Favre, creyó que hacía lo mismo que Trotsky, quien antes de la revolución rusa, ingresó con sus partidarios, muy poquitos al partido de Lenín.

A un extranjero, trotskista argentino con nacionalidad francesa y casado con una norteamericana, Lula da Silva, jefe del Partido de los Trabajadores, lo puso en la Secretaría Nacional de Relaciones Internacionales, y le fue sumamente útil, no solamente se convirtió en uno de sus asesores, sino que lo mandó varias veces al extranjero en misiones partidarias.

Wermus alias Favre ha participado en el gobierno del Partido de los Trabajadores de Brasil, es amigo dilecto del ex Presidente Luiz Inácio Lula da Silva y de la Presidenta Dilma Rousseff. Ambos han sido su carta de presentación para Ollanta Humala y Susana Villarán.

Este señor Favre o Wermus, es un gran desconocido y no debe ser así. No es posible que haya sido asesor del Presidente de la República, Ollanta Humala, señalado en tal condición por la Vicepresidenta Marisol Espinoza y no se sepa el monto de su salario y quien lo pagó. No es posible que también haya sido asesor de la Alcaldesa Susana Villarán y no se sepa el monto de su salario y quien lo pago. Ahorita está trepado a la campaña electoral de PPK y no se sabe el monto de su salario y quien lo paga.

En Brasil, también se han preguntado sin descanso varias veces quien es Luiz Favre, es simplemente su amigo, su camarada de Lula, a él le debe todo. Alguna vez picó alto, Favre o Wermus, le ocho el ojo y se casó finalmente para separarse después de su quinta esposa Marta Teresa Smith Vasconcelo Suplicy, exalcaldesa de Sao Paulo, ex Ministra de Turismo de Lula y en la actualidad, ministra de Cultura de Dilma, entre tanto la revista Gente, lo sacó en portada de presentación "O gatao (gatón) de la Marta".


Esperemos que PPK le de forata y que por lo menos los brasileños le manden un recambio y Wermus alias Favre aleje por siempre sus intereses del Perú.

El ex presidente Lula con su amigo Favre o Wermus con sus respectivas mujeres. 

El  romance de Favre o Wermus con una aristócrata de izquierda causó sensación en la prensa rosa brasileña.
Y lo presentaron como el "gato de Martha".


137. Víctor Tirado , periodista, presidente de la cooperativa del diario El Observador

Víctor con su familia en Estados Unidos, en donde residía.

El destacado periodista Víctor Tirado ha fallecido en Estados Unidos, donde residía desde hace varias décadas, ha confirmado su familia.

El gran aporte de Víctor Tirado en el periodismo peruano es haber encabezado junto con Pablo Truel Uribe y Jaime Marroquín Gámez la conversión del diario El Observador en un exitoso matutino cooperativo, de propiedad de sus periodistas y sus trabajadores, sin apropiarse de nada y sin ofender a nadie, en tiempos de la democracia, en el mismo estilo del diario francés Le Monde, periódico que en un acto especial se hermanó con el El Observador cooperativo.

Sucedió que el propietario del periódico quedó envuelto en un escándalo financiero en marzo de 1982 y de la noche a la mañana fugó del Perú y la empresa conformó una junta de liquidadores que no pudieron actuar, porque los periodistas decidieron ponerse al frente del periódico.

Entre abril y junio de 1982, con la única finalidad de salvaguardar nuestro centro de trabajo y el pago de nuestros salarios decidimos conformar una cooperativa liderados por Víctor Tirado, Pablo Truel y Jaime Marroquín.

Nuestro capital de trabajo aportado a la cooperativa fueron nuestros beneficios sociales que nos adeudaba la empresa propietaria de El Observador, por cierre intempestivo, además del tiempo laborado.

La incertidumbre entre los trabajadores era absoluta, nadie sabía nada de lo que iba a pasar. Víctor decía: "lo único que tenemos es nuestro trabajo, lo que podemos trabajar, lo que podemos escribir, lo que podemos entregar los lectores, yo tengo fe que lo podemos hacer".

El Observador obtenía cada día un respaldo más amplio en la población, y se vendía cuando llegaba a los puestos de periódicos.

A la gente le encantaba nuestro trabajo ya que conservamos la pluralidad en la información junto con la más absoluta seriedad en el desarrollo de la noticia.

Y así fue posible tener nuestra primera asamblea en la que Víctor Tirado fue elegido presidente de la cooperativa y de inmediato el comité directivo confirmó a Pablo Truel en la dirección del diario, y a Jaime Marroquín en la jefatura de redacción.

El diario fue un éxito, pagó siempre a tiempo a sus trabajadores, a lo más existió la demora de un día y por sobre todo mantuvo su pluralismo y quedó abierto al debate de las ideas, de las diferentes opiniones políticas y los redactores tuvimos una plena libertad para presentar nuestro trabajo diario.
Pertenecer a su redacción fue lo más grande que me podía pasar en esta vida y por sobre todo porque todos los´días tenías acceso a colegas del primer nivel profesional por su calidad, trayectoria y experiencia.

Trabajaron El Observador cooperativo: el Dr. César Miró, el Cumpa Donayre, Jorge Luis Recavarren, Jorge Moral, Homero Zambrano, Nelvar Carreteros, Eduardo Deza Ormeño, Gilberto Arnaldo Miranda Paz, Marlene Polo Miranda, Hernán Zegarra Ovando, Marina Robles, Alfredo Donayre Morales, Laureano Carnero Checa, Rómulo Chuquimia, Jorge Bejar, Nelly Apaza, Margarita Muñoz Padilla, Luis Alberto Oyola Ancajima.Oscar Moral, Roberto Cortijo, Uriel Serrano, Norma Rojas Marroquín, Rodney Espinel, Marita Molina, Fidel Zavaleta, Manuel Michillot, Aldo Mauricio Camac Aramburu, Mercedes Milagro Franco Vidal y Walter Pérez Palomino, entre tantos otros.
Dos de los mártires de Uchuraccay fueron nuestros compañeros de trabajo: Willy Retto y Jorge Luis Mendívil.

El Observador siempre tuvo una línea opositora al gobierno del Presidente Fernando Belaunde, y a la política económica que imprimía su Primer Ministro Manuel Ulloa, pero los periodistas eran libres de expresar su opinión.

Nuestro periódico, porque fue verdaderamente nuestro, mantuvo su línea de seriedad, con un Consejo Editorial presidido por el Dr. Luis Alberto Sánchez.

Y el aporte de Víctor a El Observador es trascendente para el momento en que se escriba una historia del periodismo peruano.

El fallecimiento de Víctor Tirado, de a verdad que trae pena porque es un amigo y es también un extraordinario compañero de trabajo.

El "Gordo Tirado" era buena gente y en verdad que fue un "Gordo Bueno", y la canción de los Tíos Queridos, le calzaba como un guante, como si hubiera sido hecha para él.

Víctor de entrada, de frente, desde el arranque, que es la primera mirada a quien tienes delante, para darle el primer apretón de manos, en ese momento te definía en un segundo, si eras o no su amigo, así era de subjetivo.

A fines de noviembre de 1981 en El Observador en la oficina de don Jaime Marroquín, tuvimos la oportunidad de conversar. Víctor era uno de los columnistas del diario y poseía un muy buen humor, lo recuerdo sonriendo siempre, en ese momento escuchaba lo que le decía a Jaime.

Cuando ya estaba para bajar a la dirección del diario, donde trabajaba, me llamó a que fuera un momento a conversar a la mesa de edición, desde ese momento me llamó "Fernandito", y quería saber mi opinión sobre hechos que sucedían en el diairio. Él era así, siempre trataba con el mayor respeto a su interlocutor.

Y allí me di cuenta que Víctor en esta vida tuvo cuatro características fundamentales de las que no podía salirse: el hecho de ser un orgulloso hombre de la familia que conformó con su esposa, la señora Nora Bustamante de Tirado; de ser un hombre bueno por sobre todo; que de todos sus poros fluía aprismo y que su estado natural de su diario vivir lo realizaba en una redacción de diario.

En esa época Víctor siempre que me veía conversaba conmigo unos minutos, poseyó la virtud de tratar magníficamente a sus semejantes que le agradaban y que eran sus amigos, como si fueran personas de la mayor importancia, cuya opinión estimaba profundamente y que él hacía ver que le era importante.

Y llegó el día en que se fue el dueño y en el que los periodistas de El Observador conformaron un sindicato para hacerse cargo del diario para que pudiera salir todos los días de imprenta, Víctor me invitó a sentarme entre él y Jaime Marroquín, un lujo. Y lo mismo sucedió cuando convertimos al periódico en una cooperativa.

De verdad no sé porque Vítor Tirado tan aprista en todo, me convirtió en su amigo y en una persona de su confianza, todo lo de la cooperativa de la que fue su primer presidente, lo tratamos juntos.

Después la izquierda, un 1 de noviembre de 1983, nos botó de nuestra cooperativa y conformamos liderados por Pablo Truel Uribe, El Observador Auténtico. Pablo fue nuestro director y era el segundo presidente de la cooperativa, había sucedido a Víctor, quien pasó a ser el primer vicepresidente.

Recuerdo a Víctor en El Auténtico, todo el día sentado en la redacción, esperando ansioso las noticias que le traíamos y de pronto cabeceaba unos segundos y de a verdad que lo queríamos a nuestro jefe de redacción, lo mirábamos en verdad con cariño, tenía que descansar aunque sea unos segundos.
Se convirtieron en tiempos muy difíciles porque antes de Navidad, El Auténtico cerró y de pronto Víctor me llamó para decirme que me había conseguido una chambita fácil, y bien pagada.

Todos fuimos finalmente contratados en enero para el nuevo diario Hoy, me dijo que él sabía lo que yo pensaba y que sus compañeros de partido no se iban a meter conmigo jamás, que me iban a dejar trabajar con toda normalidad, porque ese era mi derecho.

Víctor quien era en esa época dirigente nacional del APRA, en su condición de secretario nacional de prensa y de propaganda, fue en realidad un hombre muy gentil con sus amigos que no pertenecíamos a su partido y cultivó nuestra amistad.

Y este periodista experimentado que admiraba al Cumpa Donayre, de trato sencillo y agradable, fue nombrado secretario de prensa de Palacio de Gobierno del primer gobierno del Presidente Alan García.

Después partió con su familia a Estados Unidos y no lo volvimos a ver, siempre cada vez que nos encontramos gente que trabajó con él, lo recordamos o lo tenemos presente, así no más las buenas personas no se te cruzan en tu camino, para bien y que pena que no volvimos a verlo.
Es cierto, los amigos son siempre los amigos y Víctor es de esos buenos patas que tienes en esta vida y que no puedes darte el lujo de perderlos, aunque vivan lejos.


Y que más se le puede decir: ADIOS AMIGO, de a verdad un honor haber tenido tu amistad y de haber sido compañeros de trabajo.